Robó un celular y el juez lo mandó a ingresar en el Ejército

El magistrado eligió esta medida sustitutiva a la prisión inspirado en la propuesta del comandante en jefe del Ejército para incorporar a jóvenes "nini"
El juez letrado en lo penal de 12º turno, Nelson dos Santos, procesó a un hombre que robó un celular en la vía pública pero, como medida sustituta a la cárcel, el magistrado le impuso ingresar al Ejército Nacional.

El hecho ocurrió el pasado 11 de octubre en Suárez y Grito de Asencio. El acusado iba acompañado de dos menores de edad cuando interceptaron a dos mujeres que circulaban por la vía pública y robaron el celular de una de ellas.

Según se desprende del auto de procesamiento, los hombres se dieron a la fuga pero fueron perseguidos por un policía que los detuvo a pocas cuadras del lugar del robo.

La víctima relató al juez que iba a realizar una compra junto con su amiga cuando ambas fueron abordadas por tres sujetos que las amenazaron. "Dame el celular o te quemo", le dijeron a la víctima antes de apropiarse del teléfono. Además revisaron a su amiga mientras la apuntaban con un objeto que no supo identificar.

El celular robado era una Alcatel Idol 3, de un costo estimado entre $ 5 mil y $ 7 mil.

El hombre confesó su participación en el hecho ante la Justicia, donde también dio cuenta de su "situación de vulnerabilidad y desocupación". Dijo que hacía changas en la feria y que por dificultades con esa actividad no pudo seguir pagando la pensión en la que residía.

En esa pensión fue que conoció a un chico dominicano con el que salió a "buscar unos celulares". A través de él fue que conoció al otro menor de edad que los acompañó en el robo a las mujeres.

El juez procesó al hombre por delito de rapiña especialmente agravado en grado de tentativa y en calidad de autor penalmente responsable. Aun así, el magistrado resolvió no imponer la pena de prisión preventiva al considerar la "confesión y primariedad absoluta del indagado". A cambio, ordenó el cumplimiento de una medida sustitutiva de un trabajo-educación dentro del Ejército Nacional.

Consultado por El Observador, el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, explicó que en este caso concreto el juez eligió esta medida sustitutiva luego de que el indagado planteara su interés por ingresar al Ejército.


"Tomando en cuenta todo eso, el juez entiende que sería conveniente que esa persona, en vez de estar en prisión esperando el resultado del juicio, empiece el entrenamiento militar", dijo Oxandabarat.

Aun así, aclaró que la orden del juez es para que intente ingresar al Ejército, lo que no significa que el Ejército esté obligado a aceptarlo. En ese sentido, el hombre debe en un plazo de 30 días poder justificar "por lo menos el cumplimiento de la intención" de entrar al organismo, con algún documento expedido por la institución.

Populares de la sección