Robo de vehículos se torna una "plaga" en barrios de la capital

Epicentro se da en Pocitos, donde miles de vehículos duermen afuera

Yo robo porque es mi trabajo", respondió, palabras más palabras menos, el indagado cuando el juez Huberto Álvarez y el fiscal Gustavo Zubía lo interrogaron por el robo a un auto en la zona de Pocitos. El hombre, que resultó procesado con prisión por el delito de hurto, fue detenido luego de romper el vidrio del vehículo.

En esa zona de Montevideo los robos a automóviles mediante la modalidad de rotura de vidrios están a la orden del día. "Es un problema importante y uno de los temas que la gente más plantea en las reuniones de las comisiones de seguridad zonal", dijo a El Observador el alcalde del Municipio CH (que abarca los barrios Tres Cruces, La Blanqueada, Parque Batlle, Villa Dolores, Buceo, Pocitos y Punta Carretas), Andrés Abt.

El problema se acentúa en Pocitos, donde por las características del barrio una importante cantidad de autos quedan en la calle durante la noche. Según Abt, en toda la jurisdicción del Municipio CH entre 15 y 20 mil vehículos duermen en la calle y por eso es que la intendencia y el Ministerio de Economía trabajan en un proyecto para exonerar de impuestos a la construcción de estacionamientos.

El fiscal Zubía, que esta semana estuvo de turno para la Zona Operacional II de la Policía (que comprende Parque Batlle, Pocitos, Punta Carretas y parte del Centro) dijo a El Observador que el robo a vehículos es "una plaga" y señaló que cerca de la tercera parte de los casos que tuvo en la última semana fueron por esa causa.

En general, los delincuentes rompen el vidrio del vehículo y atinan a llevarse los implementos que estén a mano, ya sea la radio, lentes del conductor o cualquier otro objeto de valor. Por ejemplo, Zubía recordó un caso donde el elemento robado fue una botella de vino que el dueño del auto había comprado para realizar un regalo y que posteriormente reconoció al declarar como víctima en el juzgado.

Zubía coincidió con Abt en que la importante cantidad de autos que quedan a la noche en la vía pública es un elemento que facilita los hurtos en Pocitos. A eso se suma que se trata de una zona con una población que en su mayoría está en una buena posición económica, lo que hace que los vehículos sean nuevos y muchas veces de alta gama. El fiscal indicó que en ocasiones los porteros de los edificios son fundamentales para dar aviso para la detención de los delincuentes.

Zubía dijo que las personas que son detenidas por efectuar hurtos en vehículos con la modalidad de rotura de vidrio son en general "marginales", a diferencia de los delincuentes que se dedican a robar autos para desguace que tienen "otro perfil.

Coordinación

Abt dijo que para intentar combatir la problemática de los robos a los autos y la seguridad en general, el Municipio CH buscará mejorar la coordinación con el Ministerio del Interior de modo de aumentar los focos de luz y las podas para evitar que las ramas de los árboles obstruyan la iluminación.

Por otra parte, el alcalde dijo que el Ministerio del Interior le anunció que instalará cámaras en esa jurisdicción, comenzando por la zona del Parque Batlle y siguiendo por los shopping Montevideo y Punta Carretas.


Reponer un vidrio cuesta más de $ 2.000

Reponer un vidrio lateral roto varía según el modelo del auto, pero en promedio cuesta entre $2.000 y $3.000, dijo a El Observados Martín Pérez, encargado de Cristalauto Parabrisas. "Lo que más roban en Pocitos son autos estacionados, y que en su mayoría tienen vidrios polarizados", dijo. Por otra parte, también se ofrecen láminas de seguridad para los vidrios que si bien no evitan la rotura los vuelven más resistentes. Su costo es de entre US$ 200 y US$ 300.





Populares de la sección