Sabiduría popular

Wikipedia logró imponer su concepto participativo para generar y compartir el conocimiento universal
Hubo un tiempo en el que el conocimiento era guardado con celo por custodios oscuros en monasterios remotos. Se consideraba que la sabiduría era peligrosa en poder del vulgo.

Durante siglos fue así, hasta que desde hace 15 años se vive el efecto contrario: el saber universal está al alcance de todos, a un clic de distancia de cualquier curioso en cualquier rincón del planeta.

Todo se lo debemos a una gran telaraña de tráfico de datos, condensados en formato digital, a la que se accede desde todo el planeta y dentro de la cual se ha creado una enciclopedia en la que todos pueden ser autores y correctores, además de lectores. La telaraña se ha dado en llamar Internet y la enciclopedia es Wikipedia.

Así es fácil enterarse de que Boecio fue un filósofo romano, autor de La consolación de la filosofía, que el Argón es un elemento químico cuyo significado es "inactivo", en griego y que el delantero uruguayo Luis Suárez convirtió 274 goles en 436 partidos jugados por clubes.
Wikipedia empezó como una curiosidad, producto del idealismo de algunos entusiastas de las posibilidades de internet, que soñaron con una enciclopedia creada por expertos y aficionados alrededor del planeta.

Muy pronto se convirtió en una fuente indiscutible de información, de la cual beben buscadores de internet y periodistas de medios de todo el mundo, de tal manera que sus contenidos se han vuelto democráticamente verdaderos.

Las ventajas que tiene Wikipedia en comparación con cualquier otro intento enciclopédico son obvias: sus contenidos se corrigen y renuevan con una velocidad inigualable, sus colaboradores honorarios son miles y su propósito es ajeno al lucro.

Sin embargo, las tentaciones de manipular el sistema son muy fuertes y existen diversos grupos de interés que lo intentan con mayor o menor fortuna. Son muchos, además, los que buscan la divertirse a costa de algún famoso, entrando en su perfil de Wikipedia.

En esta última categoría está el anónimo colaborador que introdujo ciertos detalles en la biografía del intendente de Salto, Andrés Lima, definiéndolo como "abogado, político y sorete". Es algo que solo Wikipedia puede proveer: la satisfacción de insultar de manera pública a un funcionario electo y salir indemne.

Le ha sucedido al presidente de Estados Unidos y a una larga lista de personalidades en todos los ámbitos. Por esa razón Wikipedia introdujo un sistema de edición de textos muy complejo y una serie de avisos automáticos de rechazo a determinadas modificaciones.

Esa política provocó el repudio de muchos colaboradores, que entienden que les están complicando la tarea de tal manera que ya no vale la pena formar parte de esa comunidad y por esa razón la enciclopedia abierta enfrenta un período de declive por falta de voluntarios.
El problema es que Wikipedia logró un prestigio tan grande que lo que está escrito en sus páginas se torna indiscutible. Al filósofo español Fernando Savater lo presentaban en sus charlas como "un intelectual español exiliado en Francia".

Cuando sucedió por tercera vez, Savater, que reside en España, preguntó de dónde habían sacado eso, y le contestaron: "Está en Wikipedia".

Los errores y abusos que comete algún descarriado de la comunidad se suelen corregir con rapidez. Lo que es más difícil es mejorar la calidad de ciertos artículos especializados en temas lejanos a la tecnología y la comunicación. Es difícil, para un experto, corregir la medianía que impera en algunos temas.

De todas maneras, parece claro que Wikipedia llegó para reinar. Sus defectos no llegan a hacerle sombra a sus aciertos. Una persona que solo supiera del mundo a través de Wikipedia, tendría una idea bastante cabal sobre el universo. Como la que no había tenido nadie en miles de años de historia.


Populares de la sección

Acerca del autor