Sala Zitarrosa vuelve a las raíces de su edificio con proyecciones de cine

El establecimiento se diversifica con preestrenos, festivales, y un nuevo espacio

Antes de volcarse a los espectáculos musicales, el establecimiento que hoy alberga a la Sala Zitarrosa respondía al nombre de Cine Rex, una de las más importantes y lujosas salas de proyección cinematográfica de Montevideo.

No obstante, el perfil de las instalaciones cambió en 1999, cuando su rol en la cultura uruguaya pasó a volcarse prioritariamente a la forma de sala de recitales. Ahora, el edificio municipal retoma con fuerza sus orígenes a través de la proyección de películas y la programación y producción de eventos vinculados al cine.

Según explicita el director de la sala, Jorge Schellemberg, el proyecto ayudó a convertir a la Zitarrosa en la primera sala digital de Montevideo. Como parte de la Red de Salas Digitales del Mercosur, Uruguay solo contaba con este tipo de establecimientos en Artigas, Castillos, Fray Bentos y Florida.

Realizado en conjunto con la Intendencia de Montevideo y el Instituto del Cine y Audiovisual del Uruguay, la reformulación permitirá a la sala abrirse al cine de autor e independiente, aunque sin incorporar las películas en exhibiciones diarias.

La intención, en cambio, es centrarse en preestrenos de películas uruguayas y regionales, así como albergar eventos como DocMontevideo, Divercine y el festival de Cinemateca.

Asimismo, con el objetivo de "posicionar a la sala como centro cultural", se incorporará un 25% de programación dedicada al cine y se generarán instancias de sinergia entre el audiovisual y la música.

Además, próximamente se inaugurará el espacio Felisberto Hernández, una sala para 40 personas que sumará 150 espectáculos anuales a los 300 que se realizarán en la sala principal. El perfil también se diversificará, combinando shows de gran escala y popularidad con artistas emergentes.

Schellemberg además añadió que se proyecta ofrecer shows en vivo a otras salas y establecer un sistema de streaming para abonados para ver los espectáculos en vivo.

Por ahora, la nueva incursión en el cine llega con El hombre nuevo, de Aldo Garay, con funciones mañana, el 17 y el 18 de febrero, y O menino e o mundo, la nominada a Mejor animación en los Oscar, el 20, 21, 27 y 28 de febrero.

Populares de la sección