San José con la peor inundación en décadas

Actualmente hay 450 personas evacuadas y al menos 800 autoevacuadas en el departamento. Vea la fotogalería
Calles inundadas, personas circulando en canoas, la mugre y la acumulación de residuos forman parte del paisaje: así estaba esta mañana la ciudad de San José. Todas las familias vaciaban y limpiaban las casas, en el comienzo de la tarea de reconstrucción de los hogares. Todos coinciden en que fue la primera vez que veían crecer tanto el río San José.

"Las inundaciones nos dejaron sin nada. Somos una familia destruida", dijo Claudia a El Observador. Ella y su esposo son dueños de un almacén en donde el agua llegó casi al techo. La mujer lloraba mientras toda la familia: hijas, nietos y amigos, los ayudaban a limpiar y tirar desechos. "Con el dolor hay que tirar las cosas, poco y nada quedó", manifestó Alejandro, nieto de Claudia, al momento en que se clavaba una chinche en su pie descalzo mientras barría papeles y objetos embarrados. Con cuerdas en el techo hicieron un intento de mantener los muebles lejos del agua, pero no fue suficiente porque alcanzó el techo.

En otra de las casas, Marta se disponía a vaciarla y acumular los objetos y muebles en la parte de afuera para poder limpiar. Toda la entrada embarrada, mojada, las cuadernolas del liceo de la hija destruidas, la ceibalita llena de barro, los muebles destruidos. Como en la zona nunca había llegado el agua tan alto pensaron que esta vez no iba a ser diferente y no se habían preocupado. "Esta vez nos tocó", dijo. "Fuimos al puente -que queda a pocas cuadras- y la casa no la veíamos de arriba, se veía un pedacito de techo", aseguró.

Varios camiones cisterna de OSE se establecieron en distintos puntos del departamento de San José para distribuir agua, luego de que debieran suspender el servicio porque la parte técnica de la planta potabilizadora sufrió averías. Las personas se acercaron con bidones, botellas, tanques para recargar los recipientes. Uno de los camiones fue el mismo que ayer abasteció a la ciudad de Dolores -punto central por el que pasó el tornado del viernes-, debió recargar agua en Montevideo para luego viajar a San José a repetir el operativo. "No estamos preparados para esto", dijo su conductor.

Según los últimos datos actualizados por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), en el departamento de San José hay 1.250 personas desplazadas, de las cuales 450 son evacuados y 800 autoevacuados. Estos últimos corresponden a las personas que deciden por sus propios medios abandonar sus viviendas. En el gimnasio de Same hay más de 120 personas refugiadas. Decenas de niños jugaban esta mañana al fútbol, con globos, o dibujaban, rodeados de sus familias que cargaban con parte de sus pertenencias.


Populares de la sección