Sanabria dijo que regresará y se presentará mañana a la Justicia

Empresario afirmó que está en el Mercosur, pero la Policía desconfía
El paradero del propietario de Cambio Nelson y exdiputado suplente del Partido Colorado, Francisco Sanabria –sobre quien pesa una orden de captura a nivel nacional–, es un misterio para Interpol, que en la mañana de ayer lunes comenzó a trabajar en el tema. Aunque en las últimas horas el empresario manifestó a través de un audio difundido por allegados que se encuentra "dentro del Mercosur (...) muy cerquita" del país, la Policía desconfía.

Una fuente policial dijo a El Observador que Interpol tiene la confirmación de que tras abandonar el país rumbo a Buenos Aires –justo antes de que el juez del caso, Marcelo Souto, decretara el cierre de fronteras–, tomó un vuelo rumbo Miami. Sin embargo, el seguimiento policial no puede ir más allá puesto que al momento no hay una orden de captura internacional.

Según dijeron allegados a Sanabria, el empresario intenta reunir US$ 500 mil que le permitan hacer frente a los casos que se han judicializado, principalmente denuncias por libramiento de cheques sin fondos, que es un delito.

En total, la Justicia trabaja sobre la base de siete denuncias, algunas de ellas por la emisión de cheques sin fondo y otras por la presunta desaparición de grandes sumas de dinero que empresarios depositaban en el cambio de Sanabria, pese a que la empresa no tenía habilitación para dar ese tipo de servicios.


Con el aviso de que regresaría a Uruguay en las próximas horas, ayer Interpol estuvo abocada a revisar la lista de pasajeros de todos los aviones y ómnibus que ingresarán al país con el fin de detener a Sanabria si intenta volver.

Allegados al empresario dijeron a El Observador que de llegar a reunir el monto esperado, Sanabria llegará mañana a Uruguay con el objetivo de presentarse ante la Justicia.

Una fuente judicial dijo que Souto hasta ahora no ha recibido ninguna comunicación "oficial de su entorno" sobre que Sanabria tenga pensado entregarse, por lo que también desconfía del audio que trascendió en las últimas horas.

En la mañana de ayer, el diputado del Partido Colorado, Germán Cardoso, se presentó ante el juez voluntariamente para ponerse a disposición (ver nota abajo). Sanabria fue suplente de Cardoso en la Cámara de Representantes, hasta que el empresario cerró el cambio y renunció al Partido Colorado y a la suplencia de la banca la semana pasada.

Al cerrar el cambio dejó deudas millonarias. Primero trascendió que se trataba de US$ 15 millones, luego se dijo que Sanabria aseguró que las deudas eran por US$ 7,5 millones. La mayor parte de personas que tenían cuentas corrientes informales en Cambio Nelson. De ese total, US$ 2,5 millones aproximadamente correspondían a obligaciones con Redpagos, por los cuales antes de salir del país, Sanabria traspasó bienes a la empresa para saldar esa deuda.

El juez se encuentra a la espera de nuevas pruebas que podrían llevar la investigación desde el juzgado de Maldonado al de Crimen Organizado, en Montevideo. Definir si el cambio fue utilizado para el lavado de activos podría ser uno de los elementos que, según fuentes policiales, llevarían a variar el encare del caso.


A través del audio difundido, Sanabria se defendió: "Puedo asegurar, con pesar y con una angustia tremenda, que nada de esto fue ni ideado ni planeado, sino que se intentó salvar algo que heredamos y que venía muy mal", afirmó.

"No han quedado ni quedarán bienes de nuestra familia que no estén a disposición de quienes deben estar, para cumplir lo que hay que hacer", agregó.

Denuncias a cuentagotas

Hasta ahora, la justicia penal trabaja sobre la base de siete denuncias que fueron llegando a cuentagotas. El hecho de que los principales afectados sean empresarios que tenían grandes sumas de dinero depositadas en el cambio de manera informal hizo que varios de ellos se negaran a denunciar.

La jefatura de Maldonado tomó contacto con el tema casi 24 horas después del cierre de Cambio Nelson, cuando una mujer denunció que habían desaparecido US$ 200 mil que tenía depositados en el cambio, pero se negó a formalizar la denuncia. Según la fuente judicial, eso favoreció la huida de Sanabria, ya que de haberse denunciado antes, el cierre de fronteras hubiese quedado efectivo previo a que el empresario abandonara el país.

En la mira del Banco Central

Más allá de las sanciones penales que puedan depararle a Francisco Sanabria en los próximos días, de confirmarse que el cambio del que es dueño ofrecía cuentas de ahorro, algo prohibido por la regulación del Banco Central, podría recibir importantes sanciones económicas, además de la clausura del local. El empresario también deberá aclarar por qué cerró sin aviso el cambio, algo que no está permitido según la normativa.

Populares de la sección