Sanabria se presentó a concurso para negociar deudas del cambio

Además el Banco Central inmovilizó las cuentas y bienes del empresario
El empresario Francisco Sanabria presentó ayer a través de un abogado a Camvirey SA a concurso judicial. De esa manera intentará hacer frente a las deudas de los acreedores del Cambio Nelson, que se ubican entre los US$ 5 millones y los US$ 12 millones. Según dijeron a El Observador allegados al empresario, de acuerdo al resultado que tenga el concurso definirá el retorno al país.

La declaración judicial de concurso procede respecto de cualquier deudor que se encuentre en estado de insolvencia. Cuando el concurso lo pide el deudor debe presentar a la Justicia un inventario con bienes y una lista con las personas a las que debe dinero. En el concurso también puede pedirse la liquidación de la empresa.

El juez de concursos tiene dos días para expedirse y definir si acepta el concurso. Si lo acepta, podrá tomar medidas cautelares como prohibirle salir del país o embargarle sus bienes. Ayer por orden judicial se le incautaron dos vehículos de alta gama.

Por otra parte, el Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió también ayer inmovilizar los bienes y suspender las actividades de Camvirey SA por no haber informado sobre el cierre de sus dependencias con la antelación requerida por la normativa vigente. Cuando una casa de cambio decide cerrar debe informar a la Superintendencia de Servicios Financieros con un preaviso de 15 días hábiles. Esa comunicación debe ir acompañada de un testimonio notarial de la resolución adoptada por los accionistas en la que también debe figurar la fecha de cierre y sus motivos.


Para funcionar, los cambios deben constituir una garantía a favor de la autoridad monetaria por un monto no inferior a 600.000 UI (unos US$ 75.000 a valores actuales), que se incrementa en 300.000 UI por cada una de sus dependencias. Esas garantías se liberan cuando se produce el cese de la actividad siempre que se haya cumplido con las obligaciones con el BCU. Todo ello no ocurrió en el caso de Cambio Nelson.

Por otro lado, la Unidad de Información y Análisis Financiero dispuso la inmovilización de los activos de la empresa y de su titular en el sistema financiero, informó la autoridad monetaria en un comunicado.
"El BCU se encuentra realizando un exhaustivo análisis de la documentación recabada, a efectos de evaluar la procedencia de adoptar otras medidas tales como una eventual cancelación de la autorización para funcionar de Camvirey SA", informó el banco.

Fuentes judiciales dijeron que se pidieron informes al Banco Central para corroborar si horas antes de irse del país, Sanabria realizó una transacción de unos US$ 2,5 millones a una cuenta en el exterior, presuntamente obtenidos de ganado que vendió. Si se confirma ese giro, la indagatoria penal –que hasta el momento es por cheques sin fondo y apropiación indebida– podría dar un giro y pasar a indagarse la figura del lavado de activos.

De hecho, en la investigación judicial participa una unidad especializada en delitos financieros que depende de Crimen Organizado e Interpol.

Sanabria sigue en el exterior

El empresario y exdiputado suplente del Partido Colorado abandonó el país el 24 de febrero, horas antes de que el juez de la causa, Marcelo Souto, decretara el cierre de fronteras y librara captura a nivel nacional.

Allegados a Sanabria divulgaron un audio el domingo 26 en el que el empresario justificó su viaje al exterior para "salvar" el negocio que había heredado de su padre, el exsenador Wilson Sanabria. En el momento en que grabó el mensaje dijo que estaba en un país del Mercosur. La Policía confirmó con Interpol de Argentina que a la hora 22.50 del sábado 25 viajó a Miami desde Buenos Aires en un vuelo de American Airlines.


En el audio Sanabria dijo que se volvería al país y daría la cara, por lo que había expectativa sobre si ayer regresaría, debido a que el cartel que colocó en el cambio anunciaba que estaba cerrado en Carnaval por "reestructura empresarial".

Justamente por eso, los 90 trabajadores de la compañía se presentaron ayer en el local de Maldonado a trabajar. Minutos después al no tener novedades abandonaron el lugar.

Incautaron dos autos de alta gama

Por orden judicial, la Policía incautó ayer dos vehículos de alta gama propiedad del empresario Francisco Sanabria. Se trata de unn Audi Q7 y un BMW, cuyo valor las fuentes no supieron precisar.


En tanto, el martes policías de crimen organizado allanaron al menos siete propiedades que el empresario tenía en Punta del Este, Maldonado, Manantiales y San Carlos, en búsqueda de información que pueda servir para la indagatoria judicial. El empresario, hijo del senador colorado Wilson Sanabria, fallecido en 2015, heredó Cambio Nelson, una rentadora de autos de alta gama, medios de comunicación y un tambo de la familia en José Ignacio. "No han quedado ni quedarán bienes de nuestra familia que no estén a disposición de quienes deben estar, para cumplir lo que hay que hacer", dijo el empresario en un audio difundido el domingo por allegados.

Populares de la sección