Sanción a interno que paseó un cadáver termina en abril

Sumario concluyo que "alteraciones en su conducta impedían un comportamiento adecuado"
Un grupo de estudiantes de medicina que realizaba su práctica profesional en el Hospital de Clínicas festejó en la madrugada del 29 de abril de 2015 la culminación del internado. Al día siguiente abandonarían la Emergencia del Clínicas para comenzar la última etapa de la carrera, el internado de tres meses, en otra especialidad. Esa noche, uno de los estudiantes ingresó al cuarto de los internos con un cadáver sobre una camilla, lo que fue advertido por una doctora y denunciado ante las autoridades del hospital. El Consejo de la Facultad de Medicina suspendió entonces a los 10 internos que estaban en el cuarto e inició una investigación administrativa y luego un sumario para investigar los hechos. Al finalizar el sumario, el Consejo resolvió suspender la calidad de estudiante del interno que introdujo el cadáver hasta el 30 de abril.

"En el sumario quedó acreditado que el interno introdujo una camilla con un cadáver en el cuarto de internos, y a juicio de la comisión sumariante dicha acción tuvo el propósito de hacer una broma a sus compañeros", expresa la resolución del Consejo firmada el 10 de febrero. "De varias declaraciones testimoniales resulta que el interno presentaba alteraciones en su conducta que le impedían tener un comportamiento adecuado al lugar donde se encontraba y a su posición institucional, lo que que constituye una falta administrativa grave", agrega la resolución a la que accedió El Observador.

El Consejo destaca además que "el cadáver estuvo solo unos segundos en dicho cuarto por la intervención de la doctora (...) y por el reproche de sus propios compañeros de cuarto". Luego enumera una serie de atenuantes: "La falta de antecedentes negativos, el buen desempeño en su internado así como la actitud del interno de reconocer la falta y mostrar su arrepentimiento".

La resolución también se refiere a la participación de los otros nueve estudiantes que trabajaban en la Emergencia del Hospital de Clínicas. "En dicho cuarto no había en ese momento ningún festejo, el que ya había terminado y la mayoría de los internos se habían ido a dormir. Solamente se encontraban algunos de los compañeros del sumariado conversando". La sanción a los restantes nueve internos fue levantada meses atrás.

Por otra parte, la suspensión de la calidad de estudiante del interno desde mayo de 2015 hasta el 30 de abril de este año fue votada por seis de los ocho miembros del Consejo, que está integrado por representantes de egresados, docentes y estudiantes. Un delegado de los egresados y otro de los docentes votaron en contra de la sanción al interno que trasladó el cadáver.

Además, el Consejo resolvió por unanimidad "encomendar al Observatorio de Comportamientos Profesionales en los ámbitos de la Facultad de Medicina el seguimiento del estudiante hasta la finalización de los cursos curriculares".

Luego de que El Observador informara sobre el hecho en mayo de 2015, el decano de Medicina, Fernando Tomasina, apeló a "la reserva moral y ética" de quienes integran la facultad. "Me encuentro profundamente dolido y a la vez enojado", expresó entonces Tomasina en una carta pública.

Populares de la sección