Sanders se reunirá con Clinton para impedir victoria de Trump

El senador lo decidió tras reunión con Obama; el presidente apoyará a Clinton
La última etapa de la campaña por la candidatura demócrata le pasó factura a Hillary Clinton. A pesar de lograr victorias en las últimas primarias de California y Nueva Jersey, Clinton no pudo aún dirigir sus fuerzas al objetivo principal de llegar a la Casa Blanca, y eso fue por un escollo principal: Bernie Sanders. El senador del estado de Vermont, a pesar de que redujo sus posibilidades de llegar a la investidura desde hace tiempo, continuó resistiendo y complicando la campaña de su correligionaria. Sin embargo, tras una reunión clave con el presidente Barack Obama, el panorama parece aclararse para los demócratas, que pretenden conseguir una fórmula poderosa que acabe con las esperanzas de Donald Trump de ser presidente.

Pese a que Bernie Sanders aún no reconoce su derrota frente a Clinton, adoptó un tono más conciliador al expresar su voluntad de trabajar junto a la ex secretaria de Estado para vencer Trump en los comicios de noviembre.

Tras la reunión en la Casa Blanca, Sanders –que no se refirió a sus conversaciones con el mandatario– tendió la mano a Clinton. "Estoy impaciente por reunirme con ella próximamente y ver cómo podemos trabajar en conjunto para vencer a Donald Trump y crear un gobierno que nos represente a todos", afirmó el legislador al término de la convocatoria de Obama.

Pese a que el senador por Vermont sigue aún técnicamente en carrera, ya se sabe que la Convención Demócrata de fines de julio en Filadelfia designará a su rival partidaria como postulante a la presidencia.

"En mi mente, como en la de la mayoría de los estadounidenses, Donald Trump sería claramente un desastre como presidente", agregó. "Es obvio que haré todo lo que esté en mi poder (...) para asegurarme que Donald Trump no sea presidente", expresó Sanders.

Tras la reunión, Obama, que intentó hace varios días alinear a los demócratas detrás de Clinton para los comicios del 8 de noviembre, hizo público lo que fue un secreto a voces durante las primarias: "Estoy con ella", dijo en un mensaje de video.

Sin embargo, Obama no quiere forzar la mano a los partidarios –jóvenes y entusiastas– de "Bernie" y de su "revolución política". La corriente de simpatía que suscitó el legislador, quien se autodefine como "socialista democrático", sorprendió por su amplitud: 12 de los 27 millones de electores que participaron en las internas demócratas se pronunciaron en su favor.

"Tengo la esperanza de que en un plazo de dos semanas encontremos una solución" , había afirmado el presidente el pasado miércoles al referirse a Sanders. "Tenemos bien claro quién será el candidato, pero creo que deberíamos ser elegantes y dejarlo que lo decida él mismo", afirmó por su lado el vicepresidente Joe Biden respecto a la fecha en que Sanders debería anunciar que abandona la carrera presidencial.

Tras felicitar a la ex primera dama por su victoria, Obama insistió en subrayar la contribución de "Bernie" a la movilización de millones de estadounidenses y su compromiso en temas como la lucha contra las desigualdades o el financiamiento de los partidos políticos.

"Fue sano para el Partido Demócrata haber tenido una primaria disputada", declaró el presidente en The Tonight Show, un programa televisivo conducido por Jimmy Fallon. "Creo que Bernie Sanders aportó una enorme cuota de energía y nuevas ideas, lo que hizo de Hillary una mejor candidata".

Fuente: Basado en AFP

Populares de la sección