Sandra Rodríguez: "El guardia de seguridad va más allá de una persona uniformada"

Es conocida por el programa de TV Punto Penal. Hace un mes, fue nombrada gerenta general de la empresa de seguridad G4S
Su faceta como periodista y conductora está a la vista los domingos en el programa televisivo Punto Penal. Sin embargo, Sandra Rodríguez toma este trabajo como una especie de hobby (por ser una vez por semana). El resto de los días su tarea es otra. El 9 de febrero asumió la gerencia general de la multinacional de seguridad G4S –que cuenta con 1.350 empleados, de los cuales 1.300 son guardias–, luego de haber pasado 12 años por los cargos de ejecutiva de cuentas y gerenta comercial. Este es un nuevo desafío para Rodríguez, y recuerda que el primero de su vida fue tener a sus hijos –lo que le llevó 11 años– y son "lo más preciado". Estudió ingeniería hasta obtener el título de programadora Cobol, pero lo que más le gusta es tratar con clientes. Antes de entrar a G4S, trabajó en áreas comerciales tanto en la productora de Mario Uberti como en Superkart junto a Gustavo Trelles. Ya en G4S, fue seleccionada por un programa de desarrollo de talentos de la empresa para entrenarse de manera intensiva en la escuela de negocios Incae, en Costa Rica y Nicaragua. Su cabeza comercial es lo que cree será su impronta comandando la empresa, y hará foco en el trabajo en equipo. La palabra "equipo" es su slogan personal, tanto en lo laboral como en lo deportivo, que es su otra pasión. Hoy por falta de tiempo solo puede practicar spinning, pero fue jugadora de volleybol y handbol.

¿Cuál es su plan?
Seguir desarrollando la empresa, aumentar el número de guardias, de clientes y los servicios al cliente porque en eso nos diferenciamos. Ahora como gerente general soy la encargada de gestionar todos los recursos que (la empresa) ya tiene. Lo que cambió es que antes la gerencia era mas financiera apoyada en el comercial que era yo. Ahora la cabeza pasó a ser comercial apoyado en el gerente de finanzas. La gestión ahora pasa a ser de una mujer y con una cabeza más enfocada a la atención del cliente, y siempre trabajando en equipo. No es solo un slogan de valores, nosotros lo potenciamos porque dividimos el trabajo para multiplicar el éxito de cada uno.

¿Quienes son sus clientes y qué servicios brindan?
Más del 60% de nuestra cartera son instituciones financieras, pero atendemos a todo tipo de clientes y empresas. Además al ser multinacionales tenemos la posibilidad de importar talento en caso de que se requiera. La empresa tiene una vasta especialidad en financiera y en plantas industriales.
Asesoramos a nuestro cliente con seguridad integral, ya se guardia física o elementos externos como alarmas o video-vigilancia. La video-vigilancia es menos onerosa que un guardia, que es 90% salario. Pero hay quienes por reglamento nacional requieren seguridad física y también seguridad de cámaras.

¿Qué se requiere para ser empleado por G4S?
Los guardias de seguridad no pueden tener antecedentes penales. Por supuesto deben tener el ciclo básico, aptitud y actitud. Los estándares de reclutamiento son bastante altos porque el servicio así lo requiere. Después pasar una capacitación y todos los filtros. Tenemos un equipo de dos sicólogos permanentes en la compañía, un gran equipo de recursos humanos y la capacitación es hecha por nuestro centro habilitado por el Ministerio del Interior. Contamos con un polígono de tiro que es para guardias armados que, si son habilitados por los sicólogos para portar armas, pueden hacer tiro aquí mismo; no tenemos que alquilar polígonos.

¿Dónde está el límite entre el porte y el uso del arma?
Primero para usar el arma hay una evaluación de microsegundos de la situación. No siempre es válido usar el arma, es mejor no usarla. Porque cuanto más sube el elemento de protección más sube el elemento de agresión. Cuanto más vos eleves la defensa mayor va a ser el elemento de ataque. Instruimos a nuestros guardias armados para que las situaciones para sacar un arma sean muy bien evaluadas, están altamente capacitados para eso. El uso del arma no es al libre albedrío, por eso hacemos mucho hincapié en la capacitación de cada uno de nuestros guardias.

¿Cree que se está viviendo un período de auge para las empresas de seguridad?
Hay mayor demanda tanto en el tema de alarmas como en la electrónica. Antes el tener alarma en una casa era un lujo, ahora es una necesidad. Así como tenés el televisor y la heladera lamentablemente está el sistema de alarma integrando parte del mobiliario. Además está la video-vigilancia; la gente también quiere ver lo que está pasando en la casa, acceder desde su celular ya sea dentro como fuera del país. Muchos pueden pensar que se puede hacer negocio inscribiendo una empresa de seguridad y tener gente. El tema es que el guardia de seguridad va más allá de una persona uniformada. Hay un apoyo logístico y de supervisión detrás de esa persona. Por ejemplo, en un banco un señor se cayó y comenzó a convulsionar, nuestro guardia lo asistió y al otro día cuando la persona salió del sanatorio volvió a agradecer. De eso hablo cuando digo que hacemos foco en el recurso humano. Le damos las herramientas, primeros auxilios y se sienten útiles a la sociedad. Puede ser que haya un auge pero las diferencias están ahí. Que detrás de un guardia de G4S hay una empresa. A veces uno piensa que el guardia de seguridad es empleo transitorio, pero hay guardias que hemos premiado que tienen más de 20 años en la empresa. Eso pasa por el ambiente de trabajo, las condiciones laborales que se le den. En G4S hay gente que comenzó de guardia y hoy es gerente. La empresa les da una carrera dentro de ella. Eso depende de uno mismo.

¿Las empresas de seguridad podrían hacer algo para erradicar la violencia en el fútbol?
Con las cámaras se identifica a las personas pero no frenan la violencia. Son necesarias y estoy totalmente de acuerdo en que se utilicen, porque es una manera de disuadir. Cuando sabes que estás siendo visto no te arriesgas a hacer algo porque viene el castigo. Pero creo que es un tema de cultura que tiene que ser un trabajo de todos los uruguayos.




Populares de la sección

Acerca del autor