Sanguinetti criticó el "fascismo" de izquierda que apoya a Maduro

El expresidente dijo que hay que cercar al gobierno chavista
La "dramática" situación de Venezuela fue uno de los temas centrales que abordó la cumbre de expresidentes que organizó la Fundación Círculo de Montevideo y el Grupo Werthein la semana pasada en Buenos Aires.

Los expresidentes Julio María Sanguinetti, Fernando Henrique Cardoso, Felipe González y Ricardo Lagos estuvieron reunidos con el abogado del líder opositor Leopoldo López, quien está en prisión.
Sanguinetti dijo a El Observador que recibieron información "muy rica y dramática" sobre la "falta de garantías absolutas" que hay en el país caribeño. El abogado de López describió una situación de "inseguridad general" caracterizada por el "delito rampante, la falta de libertades y una Justicia subordinada", además de colectivos que se estiman que están más armados que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), narró el expresidente uruguayo.

Para Sanguinetti, la región debe aplicar todos los mecanismos que existan, a excepción de la invasión, para generar un "clima de cerco" sobre la "dictadura de Maduro". "Hay gente que se cree de izquierda que está practicando el fascismo y que no quiere entender la naturaleza del régimen de Maduro", dijo Sanguinetti.

Para el expresidente, el gobierno uruguayo "zigzaguea" con el tema para conformar a los sectores del Frente Amplio que siguen apoyando al gobierno de Maduro.
Sanguinetti compartió un encuentro junto a los expresidentes, el magnate mexicano Carlos Slim, la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, y el empresario argentino Alejandro Bulgheroni, entre otras figuras.

Populares de la sección