Santi Mostaffa: mágico corazón radiofónico

En la historia del hip hop local un disco había salido a buscar tan decididamente el "hit" como el nuevo "Intratable", cuyas canciones se abren paso de a poco en latinoamérica e incluso Estados Unidos

No sería pecado ni agravio decir que el hip hop uruguayo más contemporáneo no se ha caracterizado por su pragmatismo a la hora de buscar el hit. De hecho, a la luz de los discos que se han editado en los últimos años dentro de los circuitos masivos (y no tanto) se puede decir que la búsqueda de esa forma de canción no ha sido un objetivo explícito o declarado. Para muestra están los trabajos de La Teja Pride, una banda que -por supuesto- tiene sus canciones con pegada pero que recién se movió de una identidad musical más climática y ambiental hacia algo más bailable, groovero y físico en su tercer disco, Nómades (2009), cuando la presencia del MC Barragán en la formación se asentó definitivamente. Tampoco los artistas de la escena que surgieron en la década pasada (Contra las Cuerdas, la primera etapa de Dostrescinco, Portadores de Jip Jop) o en la reciente (Eli Almic, Respeto Mutuo, Maniatiko) han estado especialmente inclinados hacia la búsqueda de este tipo de canción radiable, de punch inmediato. Por lo general, las prioridades han sido otras: la mixtura de estilos y ritmos, el acompañamiento, el juego de palabras o la búsqueda de una variante del ritmo quizá más montevideana. Y de hecho, el hip hop local ha vivido y sobrevivido con gracia casi sin producir "hits" y construyendo una historia paralela basada en discos o EPs compuestos de canciones vinculadas entre sí, en presentaciones en vivo intensas o en texturas de sonido densas. O todo al mismo tiempo.

Santi Mostaffa no es un extraño en el ambiente. Muy por el contrario, este MC que siempre estuvo cerca de la órbita de los "tejos" aunque dio sus primeros pasos en la década pasada con Cucarachas Soundsystem, el dúo que con DJ RC sonaba en vivo en boliches de la zona de Ciudad Vieja como La Muralla. Pero incluso en aquel entonces, Mostaffa ya hablaba de hacer una música que priorizara la contundencia antes del hilado de conceptos. "Sonar grueso/o morir en el intento" era una de aquellas canciones de Cucarachas que hoy, mirado con el paso de los años, parece una de sus principales declaraciónes de principios. Por extraño que parezca, en Uruguay el rapero con alma pop es lo raro. Lujos de una zona del mundo en la que la fuerza principal dentro de la industria no siempre es la del mercado.

Así es que de algún modo Intratable (disco que incluye tres canciones del álbum Pensamiento y movimiento editado independientemente por Mostaffa hace cinco meses, así como también otras viejas canciones suyas actualizadas) vendría a ser la manifestación de ese "sonar grueso": la búsqueda del hit sin ningún tipo de pudor. Esto se nota desde el arranque en el tema que da nombre al disco, cuando precisamente con los beats de DJ Sapo de fondo, Mostaffa cruza el ritmo contundente de los samples con un flow que crece en técnica, velocidad y recursos, por fuera de los estribillos y en el que se cuelan audios de Isabel "Coca" Sarli en alguna de sus películas. Al llegar al segundo tema, el parentesco sonoro con La Teja Pride es tan patente como su decisión de ir por un camino bien diferente. Por algunas de sus canciones aparecen integrantes de esa banda y también de otras afines en inquietudes como los picantes AFC o Dj Farrah, de los hoy más sólidos y contundentes 235.

Cuando el rap se encuentra con los estribillos, el resultado puede ser adictivo como pocas cosas. Y llegados a Mil y una noches, el segundo tema, comienza la andanada de estribillos pegadizos que se unen a ese flow creciente que va por fuera de ellos y entonces el potencial radial de la canción sube como la espuma. El formato también juega a favor: apenas una canción traspasa la frontera de los 4 minutos 30 de duración, y lo hace por apenas siete segundos. Aquí no hay dogmas ni demasiados mensajes salvo algunas bajadas de línea; aquí el color, los recursos sonoros y el corazón de las canciones está apuntado a pegarse en tantos hemisferios derechos del cerebro como sea posible.

Tras esa segunda canción ya no hay vuelta atrás. Apoyado por el trabajo versátil y efectivo de beats de Maiksoul de fondo, tanto Luz artificial y muy especialmente Pienso, después existo o Piedra rodante tienen estribos que se quedan sonando en la cabeza. También pasa con Fuego y más adelante Amor en el aire o Sobreviviendo, todas canciones que viven en Intratable pero que también lo harían por sí solas, por fuera del disco, en plena sintonía con la filosofía de vida iTunes o Spotify del mundo musical. En el acompañamiento musical, Maiksoul puede llevar la cosa de los samples rockeros a la clásica influencia reggae manteniendo la luz y la sensación relajada y de buena vibra que transmiten incluso las canciones en las que Mostaffa se ensaña con alguien, sea una ex novia o algún colega que descree de su autenticidad.

Y la lista de canciones con potencial de éxito podría seguir adelante mientras el acompañamiento sonoro sigue apoyando una identidad marcadamente oldschool a la que remite Santi también en los videoclips que acompañan este nuevo lanzamiento. Al ser Intratable una suerte de carta de presentación "tuneada" de lo que Mostaffa puede hacer, el disco también soporta sin problemas una versión actualizada de La Máquina de Sobakear, una canción suya de 2009 en la que el MC ya hacía ostentación de manejar versos con la misma soltura que tendría un buen base de la NBA para manejar una pelota naranja.

Desde su lanzamiento el pasado 21 de abril, las canciones de Intratable (disco editado por Regalía Records, el nuevo sello del estadounidense Josh Norek que antes trabajó en Nacional Records con Santé les Amis y tiene una amplia llegada en mercados latinos y en el estadounidense) se han abierto espacios en blogs internacionales pero también en la TV: la semana pasada fue destacado como artista del mes en el canal deportivo ESPN junto a nada menos que Steve Aoki y el clip de Piedra rodante fue votado como el mejor de la semana pasada en MTV Iggy, el espacio para artistas emergentes de la cadena estadounidense. El año pasado, además, se coló como representante de Uruguay en un concurso de la radio británica BBC 1 (la de los éxitos radiales) que buscaba un músico o banda por cada país que jugaba la Copa del Mundo de Brasil. Intratable es fácil de conseguir y no solo en Uruguay: está disponible en iTunes (donde el primer día en que salió estaba arriba de gente como Daddy Yankee o Ana Tijoux en el ránking) en Amazon y en Spotify. Todas estas son apenas algunas primeras señales de que el despegue montevideano de Mostaffa lo puede llevar bastante más lejos. Estas canciones están más que aptas para impulsarlo.


Comentarios

Acerca del autor