Santos y Maduro acuerdan abrir la fronteras tras un año de cierre

A partir de mañana se podrá transitar en cinco puntos y luego se extenderá
Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, zanjaron ayer con un apretón de manos la crisis por el cierre de la frontera común ordenado por Caracas hace casi un año.

Cerca de la ciudad de Puerto Ordaz en el estado venezolano de Bolívar, los gobernantes acordaron la reapertura "gradual" de los 2.219 kilómetros de línea divisoria, que Maduro ordenó cerrar desde el 19 de agosto del año pasado como parte de su estrategia para combatir el contrabando y a los paramilitares.

"Lo que vamos a hacer es abrir la frontera en forma gradual. Será una apertura transitoria mientras vamos aprendiendo y vamos acoplando las decisiones para que cada paso que demos sea un paso certero, un paso positivo", declaró Santos al término de un encuentro con Maduro.

Los gobernantes informaron que la apertura comenzará mañana con el paso peatonal en cinco puntos del límite fronterizo bajo un "control migratorio" y en un horario comprendido entre las 6.00 y las 21.00 (hora venezolana) y las 5.00 y las 20.00 (hora colombiana).

Según Santos, la seguridad será un tema clave para que pueda haber normalidad en la zona fronteriza y para ello se creó un centro binacional para "la lucha contra el crimen internacional", aspecto del que se encargarán los ministros del ramo de ambos países.

Ambas naciones también acordaron realizar una reunión el próximo 23 de agosto para tratar el tema de la nafta y el gas que se trafica de Venezuela a Colombia.

Maduro señaló que se hará el mayor esfuerzo para combatir el contrabando de combustible y que tanto él como Santos conversaron con sus ministros para que haya mucha "eficacia y mucha eficiencia" en el proceso de apertura.

"Creo que estamos en la puerta de dar el ejemplo de cómo se pueden construir y reconstruir relaciones de todo tipo, humanas, políticas, diplomáticas", afirmó Maduro.

Como parte de las nuevas medidas, ambos países habían acordado en días anteriores implementar una "cédula fronteriza" para los habitantes venezolanos y colombianos de las zonas limítrofes y la instalación de estaciones de servicio para el abastecimiento de combustible de Venezuela en territorio colombiano.

Además, habían decidido la comercialización de una "canasta básica" de alimentos para los habitantes de un lado y otro de la frontera.

Santos y Maduro se reunieron durante cerca de dos horas y media, una semana después del encuentro que mantuvieron en Caracas el pasado 4 de agosto las respectivas cancillerías.

Los dos gobiernos pisaron el acelerador a las conversaciones en las últimas semanas, ante la presión ejercida por las poblaciones de ambos países.

Un grupo de 500 mujeres cruzó el pasado 5 de julio la frontera desde el estado venezolano Táchira con destino a la ciudad de Cúcuta para comprar alimentos y medicinas que escasean en el país caribeño. La acción se repitió en los dos fines de semana siguientes.

La clausura de las fronteras, a punto de completar un año, fue anunciada por Maduro luego de que tres militares venezolanos y un civil resultan heridos en un enfrentamiento con presuntos contrabandistas en la frontera.

Fuente: EFE

Populares de la sección