Saul Goodman, más cerca del lado oscuro

La tercera temporada de Better Call Saul, la serie derivada de Breaking Bad, se estrena en Netflix con la promesa de acercar mucho más su trama a la del programa que le dio origen
El objetivo de Better Call Saul es mostrar la transformación del sufrido abogado James McGill en el criminal estafador y sin escrúpulos Saul Goodman que se vio por primera vez en la segunda temporada de Breaking Bad. Ese camino, si bien ya ha tenido un avance importante a lo largo de las dos temporadas previas de esta serie derivada, dará un importante salto adelante una vez que pase por las pantallas la tercera entrega, que a partir de la próxima medianoche estrena su primer capítulo en Netflix.

La nueva tanda de episodios promete un acercamiento narrativo mayor a la serie de la que surge, con la vuelta de personajes clave, y una sucesión de eventos que dejarán a McGill a las puertas de abrazar finalmente la identidad de Goodman y comenzar su andadura como "abogado criminal", que luego lo llevará a cruzar caminos con Walter White y a su desgracia final (como se muestra al comienzo de cada temporada, donde en riguroso blanco y negro un avejentado, asustado y derrotado Goodman que trabaja en una cadena de pastelerías en un lugar remoto de Estados Unidos se dedica a mirar las viejas publicidades de su estudio).

Esto sin dudas marca un quiebre importante con respecto a las etapas anteriores de esta precuela, ya que hasta ahora la historia avanzó a un ritmo mucho más lento e íntimo que la de Breaking Bad. Lo importante de Better Call Saul son sus personajes, sus relaciones y la evolución que sostienen con el avance de los capítulos, principalmente la del trágico Jimmy McGill, que lejos está de la espectacularidad terraja y el ritmo frenético de su futuro álter ego.

Todo esto puede marcar un interés para la dupla creadora de ambas series, integrada por Vince Gilligan y Peter Gould, de comenzar a redondear la historia de esta transformación una vez finalizada esta temporada, ya que el período de tiempo entre las dos series es de seis años. No sería llamativo que Better Call Saul tenga idéntica cantidad de temporadas.

¿Saul a prisión?

Varias imágenes promocionales juegan con la idea de que Jimmy podría pasar una temporada en la cárcel, algo que no parece muy descabellado considerando que al final de la segunda temporada confesó la autoría de un delito ante su hermano Chuck, su gran enemigo en esta fase de su vida y uno de los grandes responsables de su conversión al bando de los criminales.

BEtter Call Saul temporada 3

Por otra parte, la serie mantendrá la división entre el abogado que encarna Bob Odenkirk y el matón Mike Ehrmantraut, que desde la pasada temporada se ha convertido en una suerte de coprotagonista, mostrándose como el vínculo de la serie con el ambiente criminal de Breaking Bad.

Mike será la puerta de entrada para el retorno de un clásico de la serie original, y mantendrá una trama con más acción y adrenalina que la silenciosa y metódica aventura de McGill.

Trabajo de paciencia

Una de las ventajas y elementos más potentes de Better Call Saul son sus personajes. Además de su protagonista, esta nueva temporada propone el reencuentro con su potencial pareja y compañera de trabajo Kim Wexler, y son su demandante y opresivo hermano, quienes cada uno a su modo potencian el trabajo que Odenkirk realiza como Goodman, y que ya le ha valido nominaciones al Emmy y al Globo de Oro.

Sin embargo, la calidad de estas figuras depende también del ritmo calculado y que exige paciencia de la serie. La evolución apresurada puede hacer que pierda parte de ese ritmo, que la convierte no solo en una obra a la altura de Breaking Bad, y a su vez en algo radicalmente diferente.

Por eso, si bien el acercamiento entre ambas narrativas es necesario e interesante, también puede representar uno de los problemas más grandes para Better Call Saul, al lograr ubicarla bajo la inmensa sombra de su antecesora, algo que hasta ahora había logrado evitar con éxito.

El regreso de un personaje icónico

Uno de los personajes más recordados de Breaking Bad fue el narcotraficante Gus Fring, que comerciaba estupefacientes bajo la fachada de un restaurante familiar de comida rápida llamada Los Pollos Hermanos. Su actor, Giancarlo Espósito, confirmó en enero su vuelta a la serie, sumándose así a la lista de personajes de la serie madre que aparecen en esta precuela, como Tuco Salamanca y su tío Héctor, así como otros más periféricos como el pandillero Krazy-8.

BEtter Call Saul temporada 3


Populares de la sección

Acerca del autor