Scrapinghub, la empresa 100% remota con ADN uruguayo

La compañía, fundada en Irlanda por Pablo Hoffman, se destaca porque sus empleados no trabajan en una oficina sino desde sus casas y están distribuidos por todo el mundo
Por Maximiliano Latorre

Descargar el contenido de páginas web de forma estructurada. Esa es la función de Scrapinghub, la plataforma creada por el uruguayo Pablo Hoffman (34) y su socio irlandés, Shane Evans (40). La empresa, que nació en 2010, creció año tras año y hoy en día se jacta de ser "la empresa remota más grande del mundo fuera de EEUU con 125 empleados distribuidos en los cinco continentes". Con domicilio legal en Irlanda, Scrapinghub ha duplicado su personal y triplicado sus ventas año tras año.
"Si bien existen lugares de coworking, donde las personas se reúnen para trabajar, no es obligatorio", dice Hoffman. Scrapinghub es una empresa totalmente remota, es decir que no existe una oficina física donde sus empleados se reúnen a trabajar. Cada asalariado puede desempeñar sus funciones desde cualquier punto del planeta ya que su trabajo es a través de internet.

Los empleados tienen un horario full-time y todos están conectados a través de la red. El contar con colaboradores por todo el mundo permite que la empresa esté activa las 24 horas del día.
Para "castellanizar" qué es Scrapinghub, Hoffman dice que es "similar al proceso que realiza el buscador de Google cuando se busca un término o una palabra en el inicio". El nombre Scrapinghub proviene de la palabra scraping, que en inglés significa rasquetear o en el ámbito informático la búsqueda de información utilizando cierta infraestructura a través de una plataforma. Los datos obtenidos se organizan estructuradamente, es decir, se detalla el título y cuerpo de la noticia, fecha de publicación, autor e imágenes adjuntadas.

Tras varios años de servicio, Scrapinghub fue creciendo hasta convertirse en una popular plataformas en el sector tecnológico. En 2012 contaba con 20 personas en su plantilla. Al año siguiente fueron 40, en 2014 el doble hasta llegar a los 125 empleados de hoy. Entre los clientes de Scrapinghub se incluyen particulares así como empresas que pertenecen a varias áreas, desde servicios profesionales a sitios web de entretenimiento.
Si bien es de origen irlandés, en un comienzo los ingenieros eran uruguayos así como Hoffman, el cual destinó todos sus recursos al emprendimiento en los primeros tiempos de vida de Scrapinghub.

Primer intento

En 2007, Hoffman creó Insophia, dedicado al desarrollo y venta de software al exterior. Por ese entonces, Evans, su actual socio, dirigía el departamento de dearrollo de software que Insophia tenía en el Reino Unido.

Parte del software que comercializaba eran frameworks, infraestructura digital que permitía, entre otras cosas, el desarrollo y composición de elementos de un proyecto. Se dieron cuenta que los frameworks existentes no eran del todo completos y vieron una oportunidad para crear el suyo.

En 2008, Hoffman y Daniel Graña (36) lanzaron Scrapy, un framework de scraping para python – un lenguaje de programación– que permite la construcción de arañas web (robots que se utilizan en plataformas donde navegan en los sitios que se les asignaron y buscan los contenidos solicitados). Rápidamente se convirtió en una herramienta muy utilizada.
Sin embargo, Scrapy era un framework opensource, es decir, gratuito. Para solventar los gastos y obtener ganancias, Hoffman y Evans crearon Scapinghub, la plataforma donde podrían cobrar por poner a "correr" las arañas creadas en Scrapy. En 2014 la empresa ya facturaba más de
US$ 1 millón.

Plan de negocio

Scrapinghub tiene dos líneas de servicio. Por un lado, un cliente puede usar sus propias "arañas" desarrolladas en Scraping en la plataforma y hacerlas "correr". Utilizando este método, Scrapinghub solo cobra ganancias por el uso de la plataforma.
Por otro lado, desarrollan un servicio de consultoría donde pueden fabricar "arañas" a sus clientes para que después las usen. Producir una cuesta unos US$ 1.500, dependiendo de los filtros solicitados (mientras más específica es la búsqueda más trabajo implica). Este servicio es el que ha permitido la financiación de la plataforma desde su creación.

El plan gratuito permite correr sin costo alguno una araña en Scrapinghub hasta cierto volumen de datos, el próximo plan cuesta US$ 25 y permite hasta cuatro arañas mientras que hay otros más caros que le brindan al usuario más capacidad de procesamiento de datos. La capacidad de recabar información de la araña varía según los filtros y las páginas de búsqueda solicitadas por el cliente.

24 horas

Quienes cuentan con sus "arañas", son asesorados ante consultas por soporte técnico. Quienes quieran una consultoría,son atendidos por el Departamento de Ventas el cual,a partir de la necesidad del cliente, crea una propuesta la cual incluye el servicio con su costo y si el cliente acepta, se da el paso a la construcción de las arañas. Los métodos de pagos son a través de cuentas bancarias, tarjetas de crédito o e-commerce como Paypal.

Ventajas y tips

En el blog de Scrapinghub se abordan temas como las ventajas del trabajo remoto entre las que destacan eliminar el tiempo perdido en transporte y las distracciones de los lugares de compartidos. Para las empresas aseguran que redunda en importantes ahorros en alquiler de oficinas, y que no afecta la productividad. También se brindan consejos para el trabajo virtual como el de crear una rutina intentando trabajar durante las mismas horas cada día, tener un lugar destinado a oficina (preferiblemente con una puerta que permita aislarse), levantarse de la computadora o salir a caminar cada tanto. También se estimula el trabajar en co-works, si la persona no se adecua al trabajo solitario.

6 Millones. Es el número de facturación de Scrapinghub en 2015, las cuales se han multiplicado año tras año.

10 Millones. Es la cifra que proyecta la compañía en facturación.

11 Uruguayos.
Además de Hoffman que gestiona la empresa, hay otros 10 uruguayos entre los 125 empleados de Scrapinghub. La mayoría son ingenieros.



Populares de la sección