Se abre hoy el corralito mutual

Al menos 1.600.000 personas están habilitadas para cambiarse
La historia ha demostrado una estabilidad del sistema" cuando se abre el período de movilidad regulada, cada febrero de cada mes desde 2009, aseguró el ministro de Salud, Jorge Basso. Ese año 7,4% de las personas habilitadas para cambiar de mutualista decidieron hacerlo, los siguientes dos años alcanzó 6% y en los últimos tres años fueron menos de 4%, por lo que es un porcentaje que viene descendiendo y las autoridades sanitarias mantienen esa perspectiva para este febrero.

Por séptimo año se hace efectiva la apertura del período de "movilidad regulada", como el Ministerio de Salud Pública (MSP) denomina al corralito mutual. Entre hoy y el 29 de febrero se podrán cambiar de institución los usuarios del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) que estén afiliados hace más de tres años a una institución de asistencia médica y no estén conformes con su servicio, o perciban que hay una opción mejor. Están habilitadas para hacerlo al menos 1.600.000 personas.

En diciembre de 2015, el ministro de Salud Pública aseguró a El Observador TV que "está en agenda" que se levante por más tiempo el corralito, pero para este año regirá el mismo decreto que solo permite hacerlo en febrero.

Fue creado en 2002 con el objetivo de frenar el continuo traspaso de socios de una mutualista a otra, a cambio de dinero. Esa práctica, denominada "intermediación lucrativa" continúa existiendo y es algo que preocupa a las autoridades, que en el último tiempo no han podido comprobar nuevos casos, pero "están atentos" por si son denunciados.

El ministro enfatizó que con la apertura del corralito y la difusión de datos de cada uno de las mutualistas no se busca generar una competencia entre cada uno de los centros pero sí que los usuarios conozcan la calidad de cada uno de ellos.

¿Quiénes pueden cambiarse?

Las personas que están habilitadas para cambiarse de mutualista son las que llevan tres años o más afiliadas a la misma institución de salud al 31 de enero de 2016.
También pueden hacerlo las personas que están asociadas a ASSE de oficio, como las que comenzaron a trabajar y nunca tramitaron su ingreso a una institución de salud.
El período para cambiarse de mutualista es por el mes de febrero, del 1 al 29 de ese mes.

¿Cómo se tramita el traspaso?

No es necesario realizar ningún trámite específico para que se haga efectivo el traspaso de institución de salud. Las personas únicamente tienen que presentarse en el nuevo centro al que quieren ser socios y automáticamente son ingresados al sistema.
De esa manera la persona no tiene que ir al centro que dejó de ser afiliado para cancelar su pertenencia.
Un requisito importantes para quienes deseen cambiarse de prestador es asistir con la cédula de identidad para que pueda ser identificado.

¿Qué pasa con la historia clínica?

La historia clínica de cada persona está en custodia de cada institución, pero es del usuario. Al momento que una persona se cambia de mutualista, debe ser transferida automáticamente al nuevo centro de salud, sin costo alguno.
El MSP se propuso como un objetivo para los próximos cinco años que todos los usuarios tengan una historia clínica electrónica.
La informatización de datos busca facilitar también las recetas de medicamentos , que muchas veces son inentendibles.

Las excepciones

Existen excepciones de personas que pueden cambiarse y no cumplen los requisitos antes mencionados: haber cumplido tres años de afiliación a un mismo centro a través del Fonasa o los que estén asociados a ASSE de oficio.
Pueden hacerlo quienes estén disconformes con el servicio recibido en el centro de salud al que estaban afiliados o se hayan cambiado de domicilio en los últimos años.
De todas maneras, pueden hacerlo en cualquier época del año, no tiene que ser necesariamente en el mes de febrero, presentándose en la Junasa (18 de julio 1892).

¿Qué puede motivar el cambio?

A partir de hoy estarán disponibles en el portal atuservicio.uy, del Ministerio de Salud Pública, datos actualizados al 2016 que hacen referencia a todas las mutualistas del país y le permiten a una persona decidirse por el centro que más se adecúa a sus necesidades.
En ese sentido, las autoridades sanitarias recomiendan tener en cuenta la cercanía geográfica al lugar de domicilio de la persona; el costo de los medicamentos, las órdenes y los tickets, el tiempo de espera para conseguir una consulta y tener seguridad de que en ese centro están los especialistas necesarios, más aún si se padece una enfermedad crónica.

Populares de la sección