Se acerca el homenaje a Mateo, un artista fundamental

El 11 de febrero se realizará el espectáculo Cuerpo y Alma, una celebración del legado de Eduardo Mateo para la música local

La influencia de Eduardo Mateo se sigue notando en el mundo de la música uruguaya, y en los últimos tiempos se ha producido un mayor acceso a su obra, a pesar de que sigue siendo un artista lejano a la masividad. Ahora Agadu (Asociación General de Autores del Uruguay), lo homenajea con un espectáculo especial, como ya hizo con otros artistas como Ruben Lena, Mario Benedetti y José Carbajal, El Sabalero.

"Es una oportunidad de juntarnos con otros amigos y con hijos de los compañeros de ruta de Mateo y celebrar la obra de alguien que marcó un antes y un después en la música uruguaya", indicó a El Observador Jorge Schellenberg, quien participará del evento como uno de los integrantes del grupo Mateox6.

Este colectivo, integrado además por Alberto "Mandrake" Wolf, "Pitufo" Lombardo, Popo Romano, Ney Peraza y Martín Ibarburu, se inició como un proyecto para tres shows pequeños hace dos décadas y se prolongó en el tiempo, participando en espectáculos como el que se hará el próximo 11 de febrero.

En esta celebración participarán artistas que tocaron y grabaron junto a él como Jorge Trasante o Estela Magnone; su amigo y colega Urbano Moraes, así como el proyecto Remezclación, título que llevó un disco lanzado en 2007 en el que se presentan una serie de remixes electrónicos de la música de Mateo.

Todo esto con la intención de mantener una diversidad de estilos músicales y de propuestas en el homenaje, que cuenta con la dirección artística de Martín Buscaglia.

El legado

Schellenberg destaca la "enorme" influencia de Mateo en la música uruguaya. "Es imposible pensar la obra de Jaime Roos, Fernando Cabrera o Alberto Wolf sin Mateo, incluso la de algunos de sus compañeros de ruta, como Rada".

En particular reconoce el "nuevo lenguaje" que Eduardo Mateo construyó a lo largo de su carrera, con la mezcla de estilos que incluyó al rock, el candombe, el pop y la bossa nova. "Tenía una forma muy personal de tocar la guitarra, por ejemplo. Lo que hacía a nivel rítmico con la mano derecha es fundacional", afirma Schellenberg, quien también destaca los textos de Mateo. "En canciones como El tunguelé o Cuerpo y alma juega tanto con el significado de las palabras como con el sonido. Jugaba con las onomatopeyas y la sonoridad de las palabras".

Difundir a Mateo

Desde que Agadu comenzó con esta serie de homenajes a artistas uruguayos existió la intención de celebrar a la figura y el legado de Eduardo Mateo, aunque Schellenberg explica que la decisión de realizar el homenaje este año no se debe a ninguna causa en particular, más que la de recordar al músico. Por eso, cuando se hizo la propuesta, la asociación decidió respaldarla.

Si bien Schellenberg reconoce que "toda la música, incluso Mateo" podría tener más difusión, explica que este tipo de eventos ayudan a dar a conocer la obra del artista, ya que puede acercar a personas que nunca escucharon a Mateo.

De todas formas, reconoce que de un tiempo a esta parte la música de Eduardo Mateo ha tenido mayor difusión. "La muerte fue un buen sponsor, como dijo Horacio Buscaglia, pero se ha hecho más conocido, incluso en Argentina o Brasil. Es algo inevitable, pero es bueno que se lo esté disfrutando, más allá de que habría sido mejor que este reconocimiento lo haya tenido cuando estaba vivo".

El homenaje a este artista de culto, influyente, con contradicciones, visionario y que trascendió géneros musicales se realizará en el Auditorio Adela Reta, el 11 de febrero a las 21 horas.

A partir del lunes pueden pasarse a retirar las entradas por la boletería del Auditorio. Son gratuitas, y el horario en el que se pueden adquirir es de 14 a 19 horas