Se afirman los precios para el ganado gordo

La relación de reposición se acomoda hacia mejores niveles para la invernada
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Los valores del ganado gordo repuntaron con una oferta escasa de animales bien terminados y entradas a planta muy cortas, inferiores a una semana. La demanda es potenciada por las cuadrillas kosher que operan en algunas plantas, las estadounidenses trabajan desde hace un par de semanas mientras que el lunes pasado se sabía de la llegada de algunas israelíes.

Según comentaron distintos consignatarios, los valores que se pasan por los mejores novillos van de US$ 2,85 a US$ 2,90 por kilo en cuarta balanza. También se supo de operaciones que se cerraron en US$ 2,95 por ganados especiales, en la zona norte. Por vacas gordas especiales las plantas proponen entre US$ 2,50 y US$ 2,55.

La Asociación de Consignatarios de Ganado incrementó siete centavos su referencia para el novillo gordo hasta US$ 2,80 y cinco a la de la vaca hasta US$ 2,45. Según los consignatarios "con poca oferta de ganado bien preparado y disparidad entre plantas, la mejora de los valores dinamiza la concreción de negocios".

La faena de vacunos de la semana pasada se mantuvo arriba de las 40 mil reses, pero bajó un 3,3% respecto a la semana previa. Se faenaron 40.293 vacunos, 13% menos que un año atrás. Fueron 18.550 los novillos faenados. El retroceso semanal del volumen fue 3% mientras que la caída interanual alcanzó el 24%. En vacas la actividad industrial totalizó 20.835 cabezas, 3% menos que una semana antes, pero lo mismo que hace un año.

En lo que va del año se faenaron alrededor de 98.300 reses menos que un año atrás.

En los ovinos las operaciones que se realizan son muy pocas, lo que aparece se faena. Los corderos pesados promediaron US$ 3,25 sumando un centavo más en la semana. Los capones subieron dos centavos a US$ 3,01 y la oveja un centavo a US$ 2,70. ACG mantuvo las referencias para el borrego y cordero en US$ 3,20.

La faena semanal repuntó y básicamente duplicó los niveles de las últimas dos semanas. En la semana que terminó el pasado sábado se faenaron 7.723 lanares, 7% más incluso que un año atrás. Todas las categorías vieron incrementos semanales en faena: los corderos totalizaron 3.942 cabezas, 211% más y 23% más en la comparación interanual. Fueron 2.865 las ovejas, 24% más, pero 4% menos, respectivamente.

El precio medio de exportación de la carne vacuna sigue mejorando. La semana pasada aumentó a US$ 3.683 por tonelada desde US$ 3.113 en la anterior. Lo que impulsó al promedio de las últimas cuatro semanas a US$ 3.332 desde los US$ 3.200 que mantuvo desde fines de abril. De todas formas, sigue estando más de 10% por debajo del de un año atrás.

Por otro lado, la semana pasada se exportó poca carne ovina, solamente 37 toneladas por las que se facturaron US$ 86.000, lo que determinó un ingreso por tonelada de US$ 2.331. El promedio de cuatro semanas móviles aumentó a US$ 4.024/ton y se posicionó 9% arriba en la comparación interanual.

La planilla de precios de reposición sigue corrigiendo y, por lo tanto, normalizándose la relación de reposición, que había superado los 1,4 y ahora se encamina a 1,3. El negocio de invernada va recuperando al menos un atractivo normal. La ACG comentó que "con oferta más vendedora se agiliza la concreción de negocios".

En el remate virtual de Lote 21, entre martes y miércoles, la agilidad marcó la venta, así como la preferencia de negocios cortos. Parte del repunte de precios en el gordo se trasladaron, como era de esperar, a las categorías de novillos y vaca de invernada. La referencia media para novillo de 2 a 3 años aumentó tres centavos hasta US$ 1,51 por kilo respecto al remate anterior, los novillos +3 ganaron 10 centavos hasta US$ 1,50 y las vacas de invernada uno hasta alcanzar US$ 1,11.

Si bien en terneros el promedio ajustó a la baja al ubicarse en US$ 2,02 por kilo, seis centavos abajo del remate anterior, el integrante del consorcio Daniel Marrero comentó en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural que se vendieron terneradas más pesadas. En el remate de este mes se pagaron siete centavos más en promedio que un año atrás.

En comparación con Rio Grande del Sur, el ternero uruguayo cotiza alrededor de 30 centavos más teniendo en cuenta las referencias de US$ 1,70 por kilo que comentó el consignatario Eduardo Lund.