Se agrava conflicto entre talleres y el BSE: habrá demoras en tasaciones

Los comerciantes dejarán de utilizar el sistema informático por donde se se procesa la información de los siniestros

El Centro de Tallares Mecánicos de Automóviles (CTMA) resolvió en una asamblea realizada este jueves que sus asociados dejaran de utilizar el sistema informático por donde se ingresan y procesan los siniestros de automóviles en el Banco de Seguros del Estado (BSE).

Ello llevará a que los talleres mecánicos comiencen a hacer todos los trámites –que actualmente se hacen a través de esa plataforma web– por ventanilla, lo que implicará demoras en las tasaciones para los clientes.

"La plataforma web simplifica el trámite. Al realizarse a mano y por ventanilla se va a demorar en los mostradores y eso atrasa toda la parte de inspección y tasación. De repente una tasación de 5 o 7 días se convertirá en 12 o 14 días porque el banco no debe tener la más mínima posibilidad de un día para el otro de cubrir esa necesidad", dijo a El Observador el presidente del CTMA, Carlos Satragno.

El BSE suspendió por 30 días a 19 talleres mecánicos, luego de que la gremial que los agrupa decidiera trasladar a los clientes costos de la reparación que no son contemplados por las compañías aseguradoras. Eso los inhabilita a presentar siniestros ante el banco.

Lea también: Banco de Seguros suspendió a 19 talleres por imponer sus propias tarifas

Sin embargo, los talleristas entienden que la medida es una represalia ya que hasta ahora ninguno de los comercios había cobrado esa diferencia a los clientes. Por ese motivo el CTMA presentará en las próximas horas una acción de amparo ante la Justicia.

El CTMA reclama desde el año pasado que las aseguradoras reconozcan el aumento de costos de las reparaciones. Según argumentan, la brecha entre las tarifas fijadas por las compañías de seguros y los costos reales de los talleres promedia el 35%.

Ante esa situación, la gremial de talleristas resolvió pasar a tarifas esa diferencia, con el consecuente traslado a los clientes la responsabilidad de reclamar a las aseguradoras la devolución del pago total. Es decir, los talleres pasaron de ser tomadores de precios a fijar sus propias tarifas.

"Hoy tenemos un diferencia económica muy importante y lo que pretendemos es que la brecha se empiece a achicar", afirmó Satragno.


Populares de la sección