Se aplazó la votación para reemplazar al Obamacare ante falta de acuerdo de legisladores

Diferencias en la interna republicana forzaron a que los representantes pospusieran la decisión
El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes de EEUU pospuso este jueves el voto que tenía previst sobre el nuevo plan de salud para derogar y sustituir la ley sanitaria del expresidente Barack Obama ante la falta de apoyo en su propia bancada.

Las fuentes no precisaron cuándo se celebrará la votación, después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, no logró llegar a un acuerdo con el grupo ultraconservador de la Cámara de Representantes para enmendar el proyecto de ley.

El conocido como Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), un grupo de alrededor de 30 legisladores del ala más radical del partido, se reunió este jueves con el mandatario para poder limar asperezas sobre el contenido de la ley y que se pueda aprobar en la Cámara Baja.

Sin embargo, a la salida del encuentro en la Casa Blanca, sus miembros, que piensan votar en bloque, confirmaron que no hay acuerdo, lo que casi garantizaría el tropiezo del plan sanitario de Trump en su primera prueba de fuego en el Legislativo.

"No se acordó nada nuevo", dijo el representante Paul Gosar, quien aseguró que el grupo "volverá a reunirse y considerará" sus opciones.

El presidente del Freedom Caucus, Mark Meadows, declaró a los periodistas en el Capitolio que "no hay suficientes votos" para aprobar el proyecto de ley que debe reemplazar la reforma sanitaria impulsada por el expresidente Barack Obama, conocida popularmente como Obamacare.

Con los demócratas unidos en el objetivo de impedir la derogación de Obamacare, si al menos 22 republicanos votan en contra del proyecto de ley que apoya Trump, sería la primera gran derrota legislativa del presidente. La cifra de detractores supera, hasta ahora, la veintena, según los cálculos de medios y fuentes legislativas.

En su rueda de prensa diaria, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió el jueves en que el número de congresistas a favor de la ley continúa creciendo, y que la reunión de Trump con los miembros del Freedom Caucus fue "un paso positivo" hacia el objetivo de lograr su aprobación.

Spicer sostuvo, además, que nada le lleva a creer que el voto en la Cámara de Representantes se vaya a cancelar y aseguró que el proyecto "se va a aprobar".

Sin embargo, algunos congresistas republicanos apuntaron a esa posibilidad tras diversas reuniones mantenidas en el Capitolio.

"No parece que hoy vaya a ser cuando vamos a votar", dijo el representante Phil Roe, tras reunirse con los presidentes de las comisiones y el líder de la mayoría conservadora de la Cámara, Kevin McCarthy, quien es el encargado de establecer los horarios de votación.

La eliminación del Obamacare fue una de las promesas principales de la campaña de Trump y algo que los republicanos llevan años queriendo hacer, aunque no están logrando ponerse de acuerdo en cómo ni en cuál es la mejor alternativa a la ley de Obama, que precisamente cumplió el jueves 7 años de su entrada en vigor.

La ley de salud republicana

La propuesta del liderazgo republicano pretende recortar la expansión del programa de ayuda para las personas con bajos recursos, así como poner fin al mandato individual de adquirir un seguro impuesto por la ley actual.

Sin embargo, conserva algunas disposiciones como la cobertura de "beneficios esenciales" o la obligatoriedad de ofrecer seguro a las personas que sufrieron enfermedades en el pasado.

Los dirigentes republicanos de la Cámara de Representantes introdujeron en los últimos días algunas enmiendas a la propuesta de ley sanitaria para tratar de convencer a sus congresistas díscolos, pero el problema radica en encontrar un punto común entre ultraconservadores y moderados.

Si esa Cámara le da finalmente el visto bueno, la propuesta legislativa bautizada popularmente como Trumpcare pasará a manos del Senado, donde la mayoría de los republicanos es más estrecha y encontrará nuevas dificultades.
Fuente: EFE

Populares de la sección