Se celebró la comunión entre La Citadina y El Observador

El evento se realizó en el Bistrot Sucré Salé de Alianza Francesa

El Bistrot Sucré Salé de Alianza Francesa, ese rincón de Montevideo con aires parisinos, fue el escenario perfecto para celebrar la comunión entre La Citadina y El Observador. Mientras desde la ventana acompañaba una clásica tarde de invierno, puertas adentro, la propuesta apuntaba a mimar a los sentidos con una ambientación cálida, un suave jazz de fondo y una delicada carta para la hora del té. Decenas de amigos de La Citadina celebraron este paso tan importante para el blog. Brindaron por el camino por delante, por los compañeros de ruta y, sobre todo, por los seguidores de La Citadina.