Se concretó la construcción de un puente utilizando madera de pino

Un proyecto de la Facultad de Ingeniería demostró la viabilidad del uso de esa madera en ingeniería civil
El diseño, construcción e inicio del uso de un puente construido con madera de pino demostró la eficacia de esa alternativa a la hora de tener que trasladar vehículos y maquinarias por sobre un curso de agua.

Todo fue posible gracias a un proyecto titulado Diseño de puentes realizados con madera de procedencia local para el paso de vehículos pesados en el sector agrícola y forestal, financiado por el fondo FPTA 2012–INIA, explicó a El Observador Agropecuario Vanesa Baño, profesional del Instituto de Estructuras y Transporte (IET) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República.

Baño lideró el proyecto en el que participaron Atilio Morquio, Gonzalo Cetrangolo y Carlos Mazzey (IET); los socios para su solicitud fueron Laura Moya (Universidad ORT Uruguay); Sebastián Dieste (RDA Ingeniería) y Antonio Dieste (CYD Ingenieros); Santiago Díaz; y Forestal Caja Bancaria".

El objetivo, dijo, era proponer una solución para salvar accidentes geográficos (arroyos, canales, etcétera) para el paso de maquinaria y vehículos durante trabajos agroforestales.

Actualmente, muchos de los puentes construidos son de carácter transitorio y no cuentan con proyecto estructural ni cumplen con los requisitos de cargas de la normativa nacional, añadió.

Dado que en Uruguay existe disponibilidad de madera con potencial para ser usada con fines estructurales, se propuso el diseño y cálculo de puentes de madera de pino.

El puente fabricado con madera de pino, en una chacra en Los Cerrillos, soporta 18 toneladas.

Tras analizar varias tipologías, se configuró en base a dos huellas de paso, conformadas por vigas dobles de madera laminada encolada (MLE) y tablero de paso de madera contralaminada (CLT).

El puente se diseñó para ser prefabricado y modular y soportar el paso de vehículos pesados de hasta 36 toneladas, aunque el prototipo fabricado tolera hasta 18 toneladas. Tiene una longitud de ocho metros, sin apoyos intermedios, y está ubicado en un predio agrícola sobre el arroyo Las Brujas, en Canelones.

Consultada sobre por qué se utilizó madera de pino y cuál fue su procedencia, respondió que la falta de normativa y de madera uruguaya clasificada estructuralmente hizo necesario la evaluación de disponibilidad de madera con potencial para ser usada en el diseño del puente.

Considerando las dos especies de mayor producción en Uruguay (eucalytpus grandis y pinus taeda/elliottii) se seleccionó la madera de pino por ser ésta impregnable y admitir tratamiento preservante en profundidad para su uso a la intemperie. El diseño y cálculo del puente se realizó siguiendo los requisitos de la norma europea de cálculo estructural en madera (Eurocódigo 5), adaptada a las condiciones locales.

Cada tabla de madera usada en la fabricación del prototipo fue clasificada estructuralmente en las instalaciones de FCB, previo a la fabricación de las vigas de MLE en la empresa Raíces, de acuerdo a los requisitos de fabricación estructural definidos en el proyecto. Para la fabricación de los paneles CLT se usó madera de pino de Forestadora y Maderera del Norte SA y se prensó en carpintería Víctor. La tornillería estructural fue importada desde Italia y los elementos de acero galvanizado fueron fabricados por MTC. La cimentación de hormigón y el montaje del puente fueron ejecutados por la empresa Hidrotec.

Nuevo desafío


Sobre qué se hará en adelante tras la concreción de esta obra, Baño indicó que el proyecto termina con la demostración de la viabilidad del uso de madera de pino uruguayo en la ingeniería civil, siempre y cuando se respeten los requisitos de fabricación y la normativa de cálculo.
Este puente, concluyó, se inauguró en diciembre de 2016 y se prevén nuevas actividades de difusión este año, a la vez que desde ahora se estudiarán las posibilidades de reproducción con fines comerciales.

Actividades


El proyecto estuvo dividido en ocho grandes actividades que se ejecutaron durante dos años: 1) Estudio de necesidades; 2) Evaluación de disponibilidad de madera apta estructuralmente; 3) Desarrollo de metodología de cálculo; 4) Diseño de tipologías; 5) Análisis económico; 6) Fabricación de vigas y tableros y ensayos de validación estructural; 7) Fabricación del prototipo; y 8) Prueba de carga.

Populares de la sección

Acerca del autor