Se constatan cambios abruptos en tasas de mortalidad infantil

Algunos índices se duplican y otros caen; baja natalidad incide en el fenómeno
La tasa de mortalidad infantil aumentó el año pasado de 7,5 muertes cada 1.000 nacidos a 7,99. Si bien el promedio nacional ubica a Uruguay muy por debajo del resto de América del Sur -que tiene un índice de 19 muertes-, las cifras entre los departamentos y a lo largo de los años son dispares, lo que en parte se explica por la baja tasa de natalidad, que genera fluctuaciones grandes sobre una base pequeña de nacimientos.

En Lavalleja, por ejemplo, la tasa de mortalidad infantil en 2016 fue de 16,76 muertes cada 1.000 nacidos, mientras que en Florida fue de 2,44.

El director departamental del Ministerio de Salud Pública (MSP) en Lavalleja, Miguel Paradeda, dijo a El Observador que la tasa de mortalidad infantil de 2016 se vio influenciada por la muerte "seguida" de cuatro bebés.

El jerarca afirmó que los casos generaron "alarma y preocupación", por lo que fueron auditados por un comité regional. "En las historias clínicas se vio que no fueron casos vinculados a causas evitables", señaló.

Las malformaciones congénitas y la prematurez son las dos principales causas de mortalidad infantil en Uruguay, según explicó el martes 13 la subsecretaria del Ministerio de Salud Pública (MSP), Cristina Lustemberg.

En cualquiera de los dos casos se trata de causas no prevenibles.Aunque la tasa de mortalidad infantil de 2016 en Lavalleja duplicó el índice nacional, el promedio de los últimos diez años fue de 8,05 muertes cada 1.000 nacidos. Este número está por debajo de la media nacional desde 2006, que se ubicó en 8,5.

Lavalleja, al igual que otros departamentos del interior del país , tiene índices de mortalidad infantil muy cambiantes a lo largo de los años. En 2011, por ejemplo, el índice de fue 1,4 muertes cada 1.000 nacimientos. Sin embargo, al año siguiente esa cifra pasó a ser 18.

Paradeda explicó que la baja tasa de natalidad se relaciona con las diferencias abruptas en la mortalidad infantil en su departamento.

"Como son pocos los nacimientos, cada bebé que fallece cambia los números", afirmó. Las cuatro muertes que tuvieron lugar el año pasado en Lavalleja fueron entre julio y setiembre, durante un "invierno crudo" según dijo Lustemberg.

Otros departamentos

En el caso de Artigas, la tasa de 2016 fue de 9,17 muertes cada 1.000 nacimientos. En el promedio, este departamento se encuentra por encima de la media nacional, con un índice de 9,17. Sin embargo, en 2008 tuvo una tasa de 14,3 muertes y al año siguiente fue de 6,6.

El departamento que tiene el mayor promedio en los últimos diez años es Cerro Largo, con una tasa de 11,5 muertes cada 1.000 nacimientos.

Este caso tampoco queda por fuera de los departamentos con índices cambiantes, ya que en 2012 su índice fue de 12,4 muertes y al año siguiente fue de 6,5.

Maldonado, por otra parte, fue el departamento que tuvo el mejor promedio desde 2006.

En este caso, su tasa fue de 7.46 muertes. De todos modos, también tuvo grandes oscilaciones, ya que en 2009 tuvo un índice de 8,9 y en 2010 fue de 4,1.

Populares de la sección