Se cumplen 100 años del primer desnudo de Hollywood

En 1916, Annette Kellerman se desnudaba en Una hija de los Dioses y se convertía en la primera en hacerlo en Hollywood

En 1916 se estrenaba Una hija de los Dioses y los espectadores que concurrían a la sala quedaban sorprendidos por lo que sucedía en pantalla. Entre otras cosas, en un tramo de la película su protagonista Annette Kellerman aparecía desnuda sentada sobre una rama, lo que se convertiría en el primer desnudo en la historia de Hollywood.

Pero según cuenta un artículo del portal BBC Mundo, la participación en esta película y su ingreso a la historia por ser la primera mujer desnuda en pantalla es solo una de las cosas que hacen interesante la vida de Kellerman.

Premios Oscars 2016: La noche dorada del cine

Annette Kellerman nació en una ciudad australiana llamada Marrickville, cerca de Sydney, Australia el 6 de julio de 1887. Según explica el artículo, durante su infancia padeció de raquitismo, por lo que comenzó la práctica de la natación a temprana edad para fortalecer sus piernas. Gracias a esta práctica se curó de su enfermedad y a la vez se convirtió en todo un prodigio de la natación.

A principios de 1900 ya había superado los récords mundiales en el deporte, por lo que comenzó a realizar espectáculos acuáticos donde comenzaría a explorar sus dotes de actriz. Al mudarse al Reino Unido en 1905, Kellerman se convirtió rápidamente en éxito del teatro vaudeville con este tipo de shows. Este éxito le permitió ganar bastante dinero, ya que la recaudación por semana de sus espectáculos era de unos 60 mil dólares actuales.

Así mismo, se convirtió en un ícono de la liberación femenina, por lo menos en términos de moda. Mientras que en Australia las mujeres podían utilizar pantalones cortos en las competencias de natación, en el Reino Unido esto no se permitía. Según BBC Mundo, Kellerman cosió un par de medias negras a un traje de baño de hombres para competir de forma más cómoda, ya que las polleras habilitadas le dificultaban el traslado en el agua. Fue así que surgió el que es considerado como el primer traje de baño para mujeres del siglo XX.

A partir de allí Kellerman comenzó a comercializar su propia marca de trajes de baño, a la que le puso su nombre.

Con la fama lograda a cuestas, llegó a Hollywood para participar en producciones menores, hasta que llegó su papel en Una hija de los Dioses. La controversia generó que en algunas partes de Estados Unidos y Australia se intentara prohibirla, aunque no tuvieron éxito. Para los parámetros de la época actual la escena no justifica todo el revuelo. Según el artículo, la actriz aparece sentada en la rama de un árbol, con los brazos extendidos hacia arriba, pero sus pechos no se ven ya que están cubiertos por su largo cabello. De todas maneras, en 1916 generó gran polémica y significó otro hecho destacado en la variada carrera de Annette Kellerman.

Kellerman murió a los 88 años y aún en sus últimos años de vida consideró a Una hija de los Dioses como "lo mejor" que había hecho.


Populares de la sección