Se duplicó cantidad de empresas que entraron en concurso en lo que va del año

En el primer cuatrimestre fueron 32; promedian dos por semana
Entre enero y abril de este año se presentaron a concurso de acreedores 32 empresas, el doble que en el mismo período de 2016. Hubo agencias de viajes, molinos y un colegio. En la cifra también se incluye el concurso del Cambio Nelson.

Según datos aportados por la Liga de Defensa Comercial (Lideco) a El Observador fueron 24 los recursos presentados en forma voluntaria (por la imposibilidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago) y ocho necesarios (solicitados por los acreedores). Los 32 casos marcan un promedio de dos concursos por semana. En el mismo cuatrimestre del año pasado habían sido 10 voluntarios y seis necesarios, un total de 16.

El gerente de la Lideco, Bernardo Quesada, informó que las empresas provienen de rubros variados, modificando así tendencias observadas años anteriores cuando se concentraban en algunos sectores de actividad, como la construcción. En el cuatrimestre ingresaron a concurso dos agencias de viaje, Cambio Nelson, Molino Florida, Molino Dolores, el Colegio Varela, un parque de energía solar, una industrializadora de granos, una farmacia, un frigorífico, un comercio de venta de insumos informáticos y una imprenta, entre otras empresas.

Quesada indicó que si bien creció el número de concursos presentados, la cantidad parece responder más a "problemas de gestión" de las empresas y no a una crisis generalizada.

Precisó que no todas las empresas que cierran necesariamente piden el concurso de acreedores. "Fanapel, por ejemplo, cerró y no pasó por concurso. Hay algunas que cierran y pagan y otras que no. Hay empresas chicas que no le vale la pena a nadie pedirles que se presenten a concurso", explicó el gerente de la Lideco.

A pesar de ser datos correspondientes al primer cuatrimestre cabe precisar que en realidad el período es de tres meses —febrero, marzo y abril— ya que en enero no hubo presentaciones a concurso por la feria judicial.

Quesada informó que la última vez que se aceptó un recurso en enero —debiéndose levantar la feria para eso— fue en 2010.
El año pasado, hubo 76 empresas que fueron a concurso, lo que significó una caída de 15,5% respecto a un año atrás cuando la cantidad fue de 90. Ese año, 2015, había marcado un récord desde la crisis de 2002 donde habían accedido cerca de 220 firmas.
No se verificaba una baja anual en la presentación de concursos desde 2011. Algunas de las empresas que lo hicieron el año pasado fueron la fabricante de pastas La Spezia (que finalmente cerró este año), la cooperativa de transporte Raincoop y Fotomartín.

Cuentas bancarias

A su vez, en el año móvil cerrado a marzo (último dato disponible en la Lideco) fueron sancionadas 2.114 cuentas corrientes bancarias frente a 2.041 de igual período anterior, con un incremento de 3,58%. Del total a marzo, hubo 1.581 cuentas suspendidas y 533 clausuradas. Las cuentas bancarias suspendidas tuvieron un aumento de 4,49%, mientras que las clausuradas mostraron una suba de 0,95%. Lideco informó que desde setiembre de 2015 la cantidad de cuentas corrientes bancarias sancionadas con suspensión o clausura no bajó de las 2.000 en la medición de los últimos 12 meses.

"Parecería que luego de un largo tiempo en crecimiento, la cantidad de sanciones anuales se ha estabilizado desde esa fecha en un promedio de 2.060 cuentas corrientes", expresó.
La suspensión de cuentas corrientes bancarias es una sanción que se extiende durante seis meses. Por su parte, la clausura de las cuentas puede extenderse de uno a dos años, según informó la Lideco.


Populares de la sección

Acerca del autor