Se duplicó la cantidad de solicitudes de retiro de residuos grandes

Casi 6.500 personas tramitaron el servicio especial de la comuna entre abril y julio

En los últimos meses se duplicó la cantidad de vecinos que iniciaron trámite ante la Intendencia de Montevideo para que se retire desde sus domicilios escombros, podas y residuos de gran tamaño, tales como muebles o electrodomésticos en desuso.

Entre abril y julio se tramitaron 6.491 solicitudes de vecinos que pidieron este servicio especial de la comuna. La cifra duplica la cantidad de solicitudes tramitadas en el mismo período de 2015, cuando se registraron 3.327 pedidos.

La IMM inició una campaña en abril para que quienes tengan residuos de gran porte, escombros o podas no los tiren en los contenedores que están en las calles ni los dejen a sus costados, ya que consideran que eso promueve la formación de basurales.

En junio, la administración de Daniel Martínez realizó una campaña especial para recoger este tipo de desechos. Durante la jornada realizada el 5 de junio se recolectaron 7.000 artículos.

En diálogo con El Observador, el director de Limpieza Oscar Caputi, atribuyó el incremento de reclamos a la campaña que realizó la comuna para que los vecinos utilicen el servicio especial que brinda la IMM a través del 1950 opción 3.

La solicitud más tramitada fue para levantar muebles y electrodomésticos. El segundo reclamo que más se solicitó fue para retirar podas de casas particulares. En ese caso el vecino debe prepararla en atados, para que el camión de la IMM pase a recogerlos. En tercer lugar se solicitó el retiro de escombros.

Prohibido podar árboles de la calle

El servicio de 1950 opción 3 se usa para desechos de gran porte generados por las viviendas de manera particular.

Sin embargo, en el caso de las podas, los vecinos tienen prohibido por normativa cortar los árboles que no están dentro de su terreno, ya que forman parte de las veredas y el espacio público. En ese caso, el digesto departamental prevé sanciones que parten desde las 15 unidades reajustables (unos $13.600 al precio de este mes) dependiendo del tipo de árbol y del lugar en donde esté ubicado.

En promedio se tramitan entre 8 mil y 10 mil reclamos al año por podas, roturas de veredas o árboles de la vía pública en situación de riesgo. El trámite se realiza a través de los centros comunales zonales. Según informó a El Observador Caputi, la demora para resolverlos es de varios meses, salvo que la solicitud sea de urgencia porque esté dañando una propiedad o implique algún tipo de riesgo. En ese caso el trámite se resuelve en cuestión de días, con una inspección que confirme la gravedad de la situación.


Populares de la sección