Se emparejó la demanda de invernada y cría

Pantalla Uruguay vendió más del 90% de su oferta de hembras en la Rural del Prado
Desde hace un largo tiempo era evidente la preferencia del mercado de haciendas de reposición por las categorías de invernada, sobre todo aquellas que significaban un negocio de corto plazo, como los novillos formados y las vacas de invernada.

Sin embargo, la baja de precios de las haciendas para faena influyeron en la demanda por esas categorías, que en la actualidad pasaron a ser las menos demandadas. Eso se confirmó en el remate ganadero de Pantalla Uruguay, realizado el jueves y viernes en la Rural del Prado.

En la primera jornada se ofrecieron las categorías de invernada, con preferencia del mercado por los terneros y novillos livianos, lo que reflejaba una expectativa de recuperación de los precios de las haciendas para faena en el mediano plazo. Sin embargo, a medida que aumentaban los kilos de la oferta, la demanda era inferior, al tratarse de un negocio muy próximo a la faena.

De todos modos, aún con este contexto de cierta dificultad en la demanda, el consorcio de rematadores logró comercializar el 93% de la oferta.

Por otra parte, las categorías de hembras, sobre todo los ganados de cría que eran la Cenicienta en cada remate, volvieron a generar interés. Ayer se concretó un remate parejo, con demanda fluida y con la colocación de más del 90% de la oferta, según confirmó el consignatario Julio Nestor Alori a El Observador.
Promedios_PU_Mar_16
El empresario comentó que la demanda fue bastante uniforme por todas las categorías y operaron compradores de todas las regiones del país.

El porcentaje de colocación refleja con claridad que la demanda de las categorías de invernada y de cría se emparejaron en este contexto de precios inferiores para el ganado gordo. A pesar de los altibajos de las cotizaciones (ver Detalle de la venta), hubo alta colocación de toda la oferta, que sumaba 12.000 vacunos.

La demanda también es reflejo del buen clima, con lluvias frecuentes y generalizadas en todo el país, y además con días de sol que favorecieron el crecimiento de las pasturas. Eso hace que el productor observe que en el campo le faltan bocas para comerse ese pasto disponible y salga a buscarlo en el mercado ganadero a la entrada del otoño.

En este contexto, el mercado de reposición se presenta mucho más firme que el del ganado para faena, que durante cinco semanas consecutivas viene operando con ajustes de precios a la baja.

Los negocios en Pantalla Uruguay se realizaron al contado, sin descuentos financieros para los vendedores.

Populares de la sección

Acerca del autor