Se inauguró el Punta del Este Food & Wine

Diez cocineros y quince bodegas largaron en una noche sibarita en el principal balneario

Con gran ilusión llegamos al hotel Mantra puntualmente a las 21:30 para disfrutar desde el comienzo el primero de los nueve eventos que se realizarán este fin de semana.

Para los que nos gusta comer rico y vivimos por acá es un sueño que se organice esto en Uruguay .También para los extranjeros es un súper programa venir a Punta por unos días con la excusa de degustar buenos vinos y sabrosos platos.

Participan cocineros de todas partes del mundo y algunos locales por supuesto. Cada uno  tiene su mesa armada en la cual ofrece mini platitos y los comensales van saltando de mesa en mesa y haciendo escalas intermedias para hacer un refill en la copa de vino, probando diferentes bodegas.

Divertido el detalle del collar que sostiene la copa Riedel de vino y al final de la noche te la llevas de regalo en una simpática cajita .

Arranqué por el chef local, probando el cochinillo confitado con salsa de butia y pistachos tostados , hecho por Federico Gasparri . Una delicia y pesar de que trabajo con el hace ya varios años , nunca había probado este plato. ¡Muy bueno el uso de frutos nativos!

Después me fui a la mesa de Mariana Müller, de cuyo restaurant en Bariloche soy fan. Probé un strudel de cordero con ensaladita de tomates cherry.

Sin duda muy original la tapioca con salsa agridulce de chile, hecha por el brasileño Rodrigo  Oliveira del restaurant Mocotó de San Pablo, además de súper simpático y abierto a hablar con los curiosos comensales que le hacían todo tipo de preguntas sobre como estaba hecha esta delicia a base de mandioca.

Mesa de por medio estaba Antonio Soriano, de Gajo Buenos Aires, con un salmón cocido a baja temperatura que lo deja como confitado, ñoquis de aceitunas negras y espuma de centolla.

Con su estilo de cocina "nuevo latino" particpó también Douglas Rodríguez, un cubano que tiene mucho éxito en Estados Unidos. Ofrecía una arepa (suerte de polenta ahuecada y tostada) que en el centro traía un huevito frito de codorniz, acompañado con un mix de salmón ahumado con crema y hierbas. Sin duda muy rico y diferente a lo que podemos conocer por acá . ¡Me encantó! Aunque una  lastima que no estaba muy afin de hablar con la gente.

Otros platos ofrecidos fueron: Sandwich vietnamita por Santiago Garat; hummus y costillas de cordero por Víctor Cloger, que llegó desde Israel; sopa de tomate y pimiento ahumado por Pablo Buzzo, y la escuela de cocineros del Gato con dunas con un roll de boniato, relleno de un braseado picantón y muy rico.

Es difícil decir qué vinos eran mas ricos. Primero porque no soy experta ni mucho menos , y segundo porque imposible probarlos todos. Pero  me sorprendió gratamente la  bodega de Australia y  Nueva  Zelanda, Penfolds Wineries, con su shiraz y su sauvignon blanc.

Para cerrar la noche había un chocolate montado con agua de cayena y cuero de arazá, a cargo de Florencia Curcio, también local, de Doméstico Montevideo, que entró al festival en lugar del pastelero Prospero Velazco . Una lastima su ausencia. Aunque Florencia nada que envidiarle al renombrado pastelero, con su original y picante preparación de chocolate, que como buena Uruguaya también valoro los frutos nativos como complemento.

Viva por este Festival que nos acompañara todo el fin de semana y al que pienso seguir en sus diferentes locaciones y con nuevos cocineros y muchos más vinos para  descubrir.

Entradas disponibles a través de Red Pagos y Red UTS
www.puntafoodandwine.com
Valor del ticket para este evento u$s 80.
Con tarjeta American Express emitida en Uruguay 20% descuento.


Fuente: Marian Caviglia

Populares de la sección

Comentarios