Se multiplican los evacuados en todo el país

Pese a la mejora de los pronósticos del tiempo, se duplicó en un día la cantidad de desplazados por las inundaciones. Mientras, en Dolores inician la reconstrucción y las autoridades monitorean las donaciones

Pese a que los peores temores del gobierno y los técnicos no se confirmaron y las probables tormentas que llevaron a decretar alerta roja en 13 departamentos tuvieron menos fuerza de la esperada, la situación climática y social que se vive en buena parte del país continúa siendo dramática. Los últimos datos divulgados ayer señalaban que más de 10 mil personas permanecían desplazadas de sus hogares, entre autoevecuados y evacuados en 18 departamentos.

Además, ayer se confirmó una nueva muerte, la novena desde el pasado viernes. Esta vez fue en San José, donde fue encontrado el cuerpo de un productor rural.

Mientras, vecinos y autoridades en Dolores intentan recomponer la ciudad, luego del tornado que el pasado viernes azotó esa localidad. Germán Cavalero, secretario general de la Intendencia de Soriano, informó que en promedio se están sacando 700 camiones diarios de escombros. En comparación a cómo estaba el viernes pasado, "la ciudad está mucho más limpia y más ordenada", enfatizó.

Ayer, la nueva Junta Nacional de Emergencia y Reducción de Riesgos analizó la situación, en particular "en la evaluación de daños para la reconstrucción de las viviendas en la ciudad de Dolores", informó en un comunicado. Además, resolvió tener "una especial atención" en la "correcta canalización de los bienes y servicios que brinda el gobierno nacional, los gobiernos departamentales, así como las expresiones solidarias de la población en general, la sociedad civil organizada, central sindical, empresas y la cooperación internacional".

El director de la OPP, Álvaro García, dijo a la prensa que el gobierno departamental de Soriano ya dispone de dos fondos que se van a redirigir para atender esta situación.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo en El Observador TV que la reconstrucción de Dolores implicará muchos recursos, pero aún no están cuantificados.

Alerta y evacuados

Con este panorama, la noticia de una mejora en el tiempo para las próximas horas es recibida con alivio. Ayer en la tarde, el Instituto Uruguayo de Meteorología determinó el fin de las alertas. "El territorio nacional pasa a nivel verde, aunque persistirán las precipitaciones aisladas", se informó.

Las lluvias, justamente, son las que continúan complicando la situación: pese al mejor pronóstico, la cantidad de personas desplazadas de sus casas se multiplicó.

El último informe divulgado ayer por el Sistema Nacional de Emergencia señaló que 10.290 personas permanecen desplazadas de sus hogares. Esta situación ocurría en 18 departamentos, todos excepto Tacuarembó.

Colonia (3.000), Durazno (2.067), San José (1.250), Paysandú (1.191) y Treinta y Tres (1.029) son los departamentos con mayor cantidad de personas fuera de sus hogares por las inundaciones.

"Hay daños materiales muy importantes. La mayoría de la caminería rural está seriamente deteriorada", contó a El Observador el intendente de Colonia, Carlos Moreira.

Las ciudades más afectadas del departamento son Nueva Helvecia, Rosario y Carmelo. "Nunca había vivido un fenómeno de este porte", agregó el jefe comunal, quien señaló que el agua afectó los barrios más humildes de Colonia.

Además, anoche, 41 rutas permanecían cortadas por el crecimiento de los caudales de ríos y arroyos en todo el país.


Populares de la sección