Se promulgó la ley para desafiliarse de las AFAP

Solo podrán borrarse de las AFAP quienes tenían 40 años o más el 1 de abril de 1996, y habían optado, en su momento, formar parte de un sistema provisional mixto, sin haber estar obligados a hacerlo

El Poder Ejecutivo promulgó la ley que permite a a ciertos aportantes a desafiliarse de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (APAF), informó Presidencia.

Solo podrán borrarse de las AFAP quienes tenían 40 años o más el 1 de abril de 1996, y habían optado, en su momento, formar parte de un sistema provisional mixto, sin haber estar obligados a hacerlo.

Para pedir la baja, los usuarios deberán pasar por el asesoramiento que brindará el Banco de Previsión Social (BPS). Dicho asesoramiento estará disponible durante los próximos dos años, luego de entrada en vigencia la ley.

Una vez realizada la modificación, la medida será retroactiva al momento en el usuario había ingresado en el sistema mixto de forma voluntaria, esto siempre y cuando la persona no esté recibiendo alguna jubilación de amparo que provee el sistema mixto.

Por su parte, la desafiliación podrá realizarse solo una vez, y la decisión será irrevocable.

El asesoramiento que brindará el BPS implicará proveer información sobre la historia laboral del interesado y un estimado de los cobros que este recibirá luego de su retiro en ambos casos (tanto si decide quedarse en el sistema mixto como si elige borrarse). Una vez que la persona sea asesorada, tendrá 90 días para tomar la decisión.

Una vez revocado el sistema mixto, la deuda con BPS se compensará de forma automática.

Las AFAP coinciden en que el piso de edad para solicitar la consulta y asesoramiento, que es obligatorio, es muy temprano en la historia laboral del trabajador, y aconsejan estirar la decisión lo más cercano posible a la jubilación.

Según recalcan las administradoras, una salida del régimen a los 40 años sería “muy aventurado”. “Si ganás menos de $31 mil y pasás al BPS, pero luego a los dos años te ascienden y ganás más, entonces caés de oficio en una AFAP y perdiste todo lo acumulado y tenés que empezar de cero. A los 40 es muy probable que ganes más en un tiempo determinado”, comentó días atrás a El Observador, María Dolores Benavente, gerente general de Unión Capital.

La ejecutiva coincidió en que pensar en una jubilación a las cuatro décadas, cuando la consulta incluso no es vinculante, es un riesgo en el que no se debe incurrir. “Son momentos en que consolidás tu carrera. Sería mejor esperar hasta los 50 o 55 años de edad. Si se pudiera acotar a personas más grandes es más manejable”, dijo.

El gerente general de Sura AFAP, Gonzalo Falcone, coincide con sus colegas en cuanto a la edad para pedir ser asesorado. “Nuestra recomendación es sugerirles a los afiliados que ingresen al proceso de asesoría el último año, o por lo menos cerca de los 50 años de edad. Porque si se hace a los 40, le va a faltar un montón de información”, indicó.


Populares de la sección

Comentarios