Se sostiene la presión adversa para la soja

En Uruguay las referencias están algo por encima de los US$ 320 por tonelada
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El mercado de soja intentó encontrar un piso en Chicago, aunque los fundamentos de oferta y demanda continúan presionando hacia abajo.

Los futuros de la oleaginosa despidieron marzo con dos reportes simultáneos del USDA que fueron bajistas y así cerraron el tercer mes del año con un retroceso de más de 8%. Tanto el dato de intención de siembra en EEUU como el de stocks al 1° de marzo fueron negativos para la soja. El USDA proyectó un crecimiento del área de soja de 7,2% que estuvo por encima de lo esperado por el promedio de analistas y operadores. En tanto, los stocks al 1° de marzo también excedieron lo previsto.

En la primera semana de abril se moderó la tendencia negativa con el mercado evaluando el potencial impacto de las lluvias ya caídas en Argentina y las que se prevén para los próximos días.

El mercado por ahora no ve que haya riesgos significativos de pérdidas en la producción más allá de posibles demoras en la cosecha. Este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo su proyección sobre la cosecha argentina de soja en 56,5 millones de toneladas. Además, cualquier efecto sobre la producción argentina sería más que compensado por una cosecha brasileña que sigue agrandándose con perspectivas de los consultores en ese país sobre 110 millones de toneladas.

En Uruguay comenzaron las cosechas que se interrumpirán con las precipitaciones previstas. Los resultados en las chacras han confirmado las expectativas de altos rendimientos con buena calidad de los granos. A nivel comercial la actividad es muy limitada, con precios que han caído a niveles similares a los de igual fecha del año pasado, con referencias algo por encima de US$ 320 por tonelada. Entre los exportadores hay algunos más retirados del mercado con el argumento del riesgo de exportar a china por el nuevo protocolo de exportación con ese país.