Second Love: la red social para infieles que llegó a Uruguay

El servicio, con 200.000 usuarios en Argentina, cobra una suscripción de $933 por mes

"Coquetear no es sólo para solteros o solteras". Así se presenta Second Love, la red social que llegó este mes a Uruguay (secondlove.com.uy) y que ofrece la posibilidad de contactar a personas casadas que buscan una aventura amorosa con alquien en su misma condición.

Second Love fue creada en 2008 por Erik Drost en los Países Bajos y rápidamente se expandió por toda Europa. En 2011 desembarcó en Latinoamérica, continente en el que tiene más de 500.000 usuarios. Los principales países de la región donde opera son México, Chile, Argentina y Brasil, grupo al que ahora se suma Uruguay.

Con la base de haber alcanzado 200.000 usuarios en Argentina, la red decidió lanzarse al mercado en Uruguay. "Tenemos grandes expectativas con este lanzamiento. Creemos que secondlove.com.uy en Uruguay tendrá el mismo éxito que los países de la región. Incluso apostamos a que pueda generarse un fenómeno inédito: a partir de la cercanía geográfica y cultural con la Argentina, pensamos que es una excelente oportunidad para la búsqueda de amantes en países vecinos" dijo a El Observador el vocero de Second Love para Latinoamérica, Matías Lamouret.

Según estudios preliminares que Second Love realizó en Uruguay para definir su lanzamiento, y que se basan en una encuesta de 3.000 personas, el 78% de los hombres y el 52% de las mujeres uruguayas que está en pareja estarían dispuestos a tener una relación paralela.

"Queremos que Second Love sea una herramienta disponible en Uruguay, que sirva y que la disfruten los usuarios", señaló Lamouret, quien agregó que si bien no se busca algo que certifique que la persona en cuestión está casada o tiene una relación, pero que por el perfil de la aplicación, quienes se suscriben son infieles que buscan a los de su misma condición.

Sobre las posibles implicancias morales el vocero opinó: "El alcoholismo es un problema, pero no por eso vas a cerrar el bar o esperar que el bar deje de existir. La red social no incentiva que haya infieles, si alguien quiere ser infiel y la red social no existe, entonces lo va a hacer de otra manera".

¿Cómo funciona?

Los usuarios deben crear un perfil en el que ingresan datos sobre gustos, el perfil de persona que buscan, y otros datos personales como edad que lo describen. A su vez, la red habilita a que se utilice un nombre fantasía para mantener la privacidad.

Si bien crearse una cuenta es gratis, para poder interactuar con otros usuarios se debe pagar una mensualidad de $933, o contratar paquetes de tres meses por $1.462, o seis por $2.209. Como parte de la estrategia de lanzamiento del sitio, se ofrece una suscripción premium gratis por un mes.

El servicio puede pagarse a través de tarjetas de crédito, pero la empresa aclara que no figurará Second Love en el estado de cuenta.

Según Lamouret, este sistema de suscripción desestimula a los bromistas, y dado que no es posible ver los perfiles de otros usuarios sin ser amigos, ni tampoco agregar amigos sin pagar, también aumenta la privacidad.

El ataque a Ashley Madison

La red social líder a nivel internacional para buscar una aventura es Ashley Madison, que el último año ha dado que hablar tras haber sido víctima de robo de información.

La base primordial de la página es la privacidad de los usuarios que, en julio de 2015, se vio amenazada cuando un grupo de hackers llamado Impact Team robó los datos del sitio y publicó un archivo con información de gran parte de los más de 39 millones de usuarios registrados alrededor del mundo.

La información, que contenía correos electrónicos, fotos, conversaciones e información de los perfiles, fue distribuida a través de archivos torrent.

Los ciberdelincuentes argumentaron la maniobra diciendo que el sitio Ashley Madison les miente a sus usuarios al decir que borra los perfiles, cuestión que al parecer no sucede.

Para no volver a ser víctimas de hackeos y proteger a sus usuarios, la página web dejará a todos los miembros agregar una máscara a la foto de perfil.

"Respetamos tus necesidades de discreción, así que hemos añadido algunas herramientas para mantener tu identidad en secreto (...) sube una nueva foto y tendrás la opción de cortarla y agregar una máscara", escribieron en la portada del sitio.

La nueva herramienta de "foto discreta" permite elegir entre dos máscaras de diferente color: negra o marrón.

A pesar de la difusión de la información de Ashley Madison, la empresa asegura que la cantidad de adeptos aumentó a casi 44 millones. El porcentaje de perfiles se divide de la siguiente manera: un 75% son hombres y el 25% restante, mujeres.


Populares de la sección