Según medio brasileño, Lula prepara plan secreto para evitar prisión

La revista Veja señala que el exmandatario tiene planeado pedir asilo político en Italia

La revista brasileña Veja- uno de los medios que publicó varias investigaciones sobre la operación Lava Jato- publica este viernes un artículo que habla sobre el plan secreto que tendría el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar la cárcel.

"El plan prevé que Lula pedirá asilo a una embajada, de preferencia la de Italia, después de negociar una especie de salvo-conducto en el Congreso, que le daría permiso para trasladarse desde la embajada hasta el aeropuerto sin ser detenido, y del aeropuerto volaría para el país de asilo", indica el artículo publicado en la web de Veja.

Entre los detalles que menciona la nota, se indica que luego de que fue conducido por la policía a declarar, Lula reunió a sus principales consejeros. "Allí debatieron dos alternativas. La primera era una intervención en el gobierno de Dilma Rousseff, con Lula asumiendo de facto el comando del país. La otra era una solución más drástica, sugerida por consejeros para los cuales el problema no era solo político: Lula dejaría Brasil de tal modo que pudiese presentarse como víctima de una persecución política", señala el texto.

Las opciones de destino que, según Veja, manejaba el exmandatario eran Cuba, Venezuela, Francia e Italia.

La nota indica que la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) envió un emisario para consultar al régimen cubano sobre el nivel de protección que Lula recibiría en La Habana en caso de asilarse allí. Venezuela por su parte fue descartada de la lista por su inestabilidad política. Francia e Italia continuaban en carrera.

El medio brasileño informa que luego que se difundieron las escuchas telefónicas entre Lula y Rousseff, emisarios del expresidente se reunieron con el embajador de Italia en Brasil, Raffaele Trombetta, para consultarlo sobre la posibilidad de que el líder del PT se asilara allí. El diplomático prometió estudiar las posibilidades. Desde la embajada se excusaron de dar declaraciones sobre esta alternativa, según publica Veja.

Luego de que el ministro del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Gilmar Mendes, suspendió la asunción de Lula como ministro de la Casa Civil, el exmandatario pidió conocer detalles del plan que se gestaba para sacarlo del país. La publicación informa que preguntó cómo dejaría Brasil sin ser detenido por la Policía Federal, cómo sería el contacto con las autoridades extranjeras y cuáles serían las alternativas para su familia.

Una de las ventajas de elegir Italia como país para asilarse radicaba en que la esposa de Lula, Marisa Letícia, es ciudadana italiana y ese derecho es extensivo a sus hijos.

Pero para concretar ese plan, Lula debería hacer una "salida negociada" con la oposición ya que el salvo-conducto debería ser aprobado de antemano por el Congreso. La misión política fue encargada al abogado Sigmaringa Seixas, exdiputado del PT, y al exministro Nelson Jobim.


Populares de la sección