Seguridad: el gobierno busca acuerdos pero en la oposición hay escepticismo

El presidente Vázquez se reúne por segunda vez con representantes de los partidos políticos
Pese a los reiterados cruces entre jerarcas del gobierno y líderes de la oposición sobre las políticas de seguridad, que levantaron el tono del debate público en las últimas semanas, el presidente Tabaré Vázquez entiende que es viable "avanzar" en el corto plazo en acuerdos en el marco de la comisión integrada por el Poder Ejecutivo y todos los partidos políticos para discutir propuestas sobre uno de los temas que más preocupa a la gente.

En el oficialismo se espera que la eliminación de las salidas transitorias para rapiñeros y homicidas, y la aceleración del proceso penal junto a un mayor peso de las fiscalías y la Policía en las investigaciones, sean puntos en los que se pueda avanzar en acuerdos, teniendo en cuenta que en primera instancia aparecen coincidencias, dijeron a El Observador fuentes del gobierno.

Según el cronograma de trabajo planteado durante el primer encuentro del pasado martes 12, la idea es enfocarse en esos temas en la segunda reunión, que se realizará hoy en la tarde en la Torre Ejecutiva. Vázquez transmitió en el primer encuentro, y luego a sus allegados, que cree viable el acuerdo en esos puntos y también manifestó su intención de que las reuniones tengan "resultados".

Luis Lacalle Pou, líder del sector mayoritario del Partido Nacional, opinó el martes que la reunión fue "fundamental". El dirigente reconoció que antes de la reunión el gobierno y la oposición estaban parados firmes en posturas contradictorias: los blancos pidiendo el cese del ministro del Interior, Eduardo Bonomi y el gobierno decidido a no cambar sus políticas. "Uno decía negro y el otro blanco, nadie gris. El Partido Nacional, aún creyendo que Bonomi es parte del problema, va del blanco al gris clarito. El gobierno acepta un cambio de rumbo, y eso es porque acepta un fracaso. Es una señal", aseguró entrevistado en El Observador TV.

De todas formas, más allá de la valoración positiva de la instancia y la expectativa del gobierno por lograr acuerdos, en la oposición aún hay esceptisimo sobre los resultados finales que se puedan lograr.
"Revisé los documentos del gobierno, y no me parecieron buenos. Cuando se dice que va a haber un cambio de rumbo, cuando el ministro Bonomi dice que se va a ir contra los que delinquen, al abrir el paquete de proyectos parecería ser que se va en otro sentido", dijo ayer a El Observador, el senador colorado Pedro Bordaberry, líder de Vamos Uruguay.

Javier García, senador del Partido Nacional, agregó: "Lo que presentó el gobierno son iniciativas, varias de corte administrativo, que no tendrán incidencia en la seguridad, no en lo inmediato". De todas formas, destacó la actitud del presidente en convocar a la oposición en un tema donde el "agua le llegó al cuello".

CPP y reincidentes


El Poder Ejecutivo planteó a la oposición poner en práctica cuanto antes el sistema penal mediante el cual la acusación e investigación de los casos queda en manos de los fiscales.

En el marco del nuevo Código del Proceso Penal que deberá estar en funcionamiento desde febrero de 2017, el gobierno también promueve un nuevo "paraguas jurídico" para que la Policía investigue junto a los fiscales. Además busca acelerar los procesos mediante "un procedimiento abreviado" para aquellos casos donde hay pleno reconocimiento del autor del delito y, al mismo tiempo, sistemas de mediación para resolver conflictos y desagotar los juzgados.

El gobierno espera avanzar en el tema. Sin embargo Bordaberry aseguró que el proyecto planteado por el Ejecutivo "patea para adelante y suspende la entrada en vigencia de una cantidad de normas del Código de Proceso Penal y eso porque el Ejecutivo no le da los recursos al Poder Judicial para ponerlo en funcionamiento". "No va exactamente por donde pensamos", indicó.

"En el modelo acusatorio estamos de acuerdo pero queremos una aplicación completa y eso nos gustaría discutirlo", sostuvo por su parte el senador Pablo Mieres, del Partido Independiente.
El Ejecutivo también presentó un proyecto para impedir la libertad anticipada de homicidas y rapiñeros en caso de reincidencia.

El presidente del directorio blanco, Luis Alberto Heber, quien concurrió a la primera reunión con Vázquez, dijo en El Observador TV que los nacionalistas están de acuerdo con la eliminación de la libertad anticipada y salidas transitorias para reincidentes.

"El tema de las salidas transitorias creo que ahí si va a haber acuerdo", dijo. "Creemos que si hay una sola reincidencia, una sola, no puede tener ninguna libertad anticipada y ninguna salida transitoria. Creo que el gobierno tiene que llevar esto porque además está aprendiendo de la propia realidad", agregó.

También coincidieron colorados e independientes. "Vemos bien las normas sobre reincidentes, que desde hace un año hay un proyecto que no se trata", recordó Bordaberry. Pablo Mieres, en tanto, afirmó que "sin duda" hay un principio de acuerdo sobre el asunto.

La oposición espera que algunas de sus propuestas presentadas (ver página 3) sean tenidas en cuenta, pero el gobierno ya advirtió que no llevará a cabo las que impliquen un endurecimiento de las penas.

Populares de la sección