Seguridad de la AUF advirtió que las barras bravas "día a día se parecen más" a las de Argentina

La Asociación pretende eliminar el financiamiento de estos grupos
El nuevo encargado de seguridad de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Rafael Peña, afirmó este miércoles en el Parlamento que el accionar de las barras bravas en Uruguay es "muy similar a las de la Argentina y día a día se parecen más". El funcionario que hasta el 31 de enero fue el jefe de Interpol para América Latina calificó a estas "organizaciones delictivas" como "verdaderos cárteles que luchan por el territorio".

"Estas bandas deportivas funcionan como una típica estructura de crimen organizado, con concurso para delinquir, logística, comunicaciones, códigos de conducta dentro de la organización y, en particular, con un sistema jerárquico de transmisión de decisiones. Como dije antes, una típica estructura de crimen organizado. Por lo tanto, el combate –que no debe estar a cargo de la AUF, por supuesto– se tiene que hacer para atacar una estructura de ese tipo", dijo Peña ante la Comisión Especial de Deporte del Senado.

La AUF entiende que lo fundamental es cortar las fuentes de financiamiento de las barras bravas y en ese sentido trabajan junto a la Intendencia de Montevideo para regular la concesión de estacionamientos próximas a los estadios.

Peña también dijo que la AUF maneja como idea "habilitar una pequeña tribuna de seguridad" para aquellos casos en que existen dudas mediante el sistema de reconocimiento facial sobre si una persona puede entrar o no en un estadio.

Lea también lo que dijo Bonomi sobre las barras bravas durante la interpelación


"En relación con la tribuna de seguridad, quiero decir que se usa en estadios europeos y es exclusivamente voluntaria. Se plantea a la persona que hay dudas respecto a si puede entrar o no, por distintas razones, y que si quiere entrar a mirar el partido deberá hacerlo a un lugar reservado. Pero es absolutamente voluntario", explicó.

La AUF también reveló en el Parlamento que los deportistas que protagonizaron incidentes en espectáculos deportivos estarán impedidos de comprar entradas, aunque se les reservará su derecho de trabajo para jugar los partidos.

"En cuanto al derecho de admisión, si bien se trata de un espectáculo privado cuyo derecho lo ejerce el organizador, por el decreto se ha conformado una base de datos con fuentes de información del Ministerio del Interior y de los clubes. En base a ello se crea un impedimento de compra de tiques a través de los operadores de venta, pero es necesario hacer algunas apreciaciones. No se ha determinado desde qué fecha se toman en cuenta los eventos de violencia que ha protagonizado una persona para incluirlos en la base de datos; no sabemos si son de 1950, de 1970 o de 2000. Eso es muy importante determinarlo porque a veces ha habido un evento de gran impacto social que no está en la lista", dijo Peña.

"Incluso en esa lista figuran jugadores de fútbol, actualmente en actividad, debido a que han participado en algún evento y, por supuesto, con mucho criterio el ministerio los ha incluido. Hemos coordinado con las autoridades y de ello surge que se les va a garantizar el derecho al trabajo pero seguramente ese jugador no va a poder comprar entradas", agregó.

Populares de la sección