Seguridad de Nacional ayudó a ingresar bandera de Peñarol robada

Ferrero confirmó que ante la Policía, el indagado involucró a dirigentes pero luego se desdijo
Horas antes del partido entre Nacional contra Lanus por la Copa Libertadores cuatro encargados de seguridad del club Nacional intercambiaron mensajes por Whatsapp en los que acordaron que uno de ellos ingresara y desplegara una de las más de 30 banderas de Peñarol que tenía en su poder.

Ese intercambio de mensajes llevó a la fiscal Mónica Ferrero a concluir que la seguridad del Club Nacional de Fútbol ayudó a ingresar la bandera, según señaló en el dictamen en el que pidió procesar al responsable por dos delitos de receptación, por tratarse de banderas robadas a hinchas de Peñarol. La Policía incautó más de 30 banderas de la casa del procesado.

Ante la Policía, el indagado había declarado -como informó El Observador- este jueves que las banderas estaban en el sótano del club y que se las llevó a su casa luego que dirigentes se lo pidieron pero en la sede judicialse desdijo.

La fiscal dejó constancia de que en el juzgado dio una versión distinta a la que había dado ante la Policía, "donde había expresado que las menciondas banderas estaban en los sótanos del Club Nacional de Fútbol, y después de los hechos de Santa Lucía él habló con (un dirigente) para cortar con las provocaciones decidió sacarlas de allí, llevándolas a su casa". En Santa Lucía hinchas de Nacional hierion a tres hinchas de Peñarol para robarles las banderas y uno de ellos falleció.


Fuentes de la investigación dijeron a El Observador que se continuará investigando para confirmar la versión de los dirigentes implicados.

El presidente del Club Nacional, José Luis Rodríguez dijo ayer al salir del juzgado que esas eran versiones "absolutamente estúpidas". Y agregó: "Ni siquiera en la Justicia están esas versiones". Atribuyó a El Observador la responsabilidad de dar esa información y agregó que la única "manera de terminar con estas estupideces es hacer una demanda por daños y perjuicios".

Ante la jueza Dolores Sánchez y la fiscal, el indagado dijo que "él había arreglado para que se las llevaran en un bolsón, para quedarse con ellas y cortar con la provocación", y dejó afuera a los dirigentes que había mencionado ante la Policía.

Ferrero apuntó a que esa versión resulta poco creíble. "Si su intención primaria luego de los trágicos hechos de Santa Lucía era evitar provocaciones, debió desprenderse antes de las referidas banderas y no continuar con el acopio de las mismas".Por el contrario, las desplegó "sabiendo que podía generar un problema", dijo la fiscal.

Ante la Justicia Rodríguez declaró que "cualquier hecho que signifique generar violencia en el deporte sea de un hincha o empleado es tratado en la directiva y sancionado con medidas ejemplarizantes".
Sobre este hecho puntual dijo que se le pidió a los jefes de Seguridad del club que identifiquen a los responsables, los que "serán despedidos por notoria mala conducta". "Si son socios serán borrados de los padrones sociales tengan la categoría que tengan", agregó.

"Estoy identificado"

A pesar de tener antecedentes el indagado fue procesado sin prisión porque, según declaró, ya cumplió la sentencia por el delito anterior. Por ese motivo la fiscal pidió que el procesamiento sea sin prisión y se le asignen tareas comunitarias.

La jueza hizo lugar al pedido de la fiscal y le asignó la realización de tareas comunitarias por 90 días. La Oficina de la Libertad Asistida del Ministerio del Interior será la encargada de asignarle las tareas que realizará.

"Estoy identificado parece. Me ven las cámaras cuando saco el bolso para que lo abran", escribió el encargado de seguridad de Nacional a un amigo hincha de Peñarol que había sido compañero de la UTU. El amigo declaró ante la Justicia: "Yo conocía la historia de la bandera esa, sabía que se la habían descolgado a un botija de la casa, yo sabía como era por eso le dije que eran unos pelotudos al haber desplegado la bandera ese día".
Lea también: Hincha de Nacional acusado de robar banderas inculpó a cuatro dirigentes

El dueño de la bandera confirmó ante la Justicia que se la robaron la bandera del patio de su casa, donde la tenía colgada luego de haberla lavado. Según su versión, vio al hombre que se la robó, quien llevaba un casco e intentó tirársele encima para evitar el robo pero el ladrón lo apuntó con un arma y le dijo que "se corriera o le tiraba". La bandera de 20 metros había sido confeccionada especialmente por encargo.

El procesado negó haber hurtado las banderas pero admitió que "calcula que son robadas". Además dijo que eligió llevar esa porque "era la más conocida porque tenía un prestigio en la tribuna de Peñarol".
Por último admitió que su comportamiento era contrario a la función para lo cual el club lo contrató. Su abogado defensor adjuntó documentación que demuestra que padece depresión.

La fiscal pidió a la Policía que disponga lo necesario para identificar a los propietarios de las restantes banderas incautadas.

Exdirigente: "José Luis, en esta no te banco"

Luego de que el presidente del Club Nacional de Fútbol, José Luis Rodríguez, negara que dirigentes del club estuvieran involucrados en el robo de banderas de Peñarol, un exdirigente le contestó por Twitter.
"José Luis, en esta no te banco. Vi las fotos y las banderas estaban en el subsuelo donde estaba el bowling. Vamos a hacernos cargo", escribió el pintor Adolfo Sayago en su cuenta.

Rodríguez había dicho que era "absolutamente estúpido" pensar que hubiera dirigentes de Nacional que apoyaran a las barras y que las banderas hubieran salido de la sede del club. "Ni siquiera en la Justicia están esas versiones", había señalado.

Minutos más tarde, Sayago escribió otro tuit: "Si nos comprometemos entre todos lo vamos a lograr. A sacar a los que se escudan en el fútbol para delinquir. Y están en tu club y en el mío".


Populares de la sección