Seguro petrolero para ANCAP cubre el 43% de importaciones de crudo

El Ministerio de Economía trabaja ahora en otro mecanismo para cubrir exposición al tipo de cambio
El Banco Mundial (BM) y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunciaron ayer la implementación de un programa de cobertura que busca proteger al país ante cambios abruptos en el precio internacional del crudo. Por eso ahora, el MEF focalizará su tarea en un mecanismo de cobertura cambiaria, otra de las grandes debilidades que acarrea el ente por su pesado y desproporcionado endeudamiento en dólares.

Luego de un trabajo conjunto que se inició hace seis meses por el equipo multidisciplinario del Ejecutivo que supervisa la gestión de ANCAP (OPP, MEF y el Ministerio de Industria), el gobierno optó por tomar un seguro para reducir las "vulnerabilidades" de eventuales shocks externos que puede provocar una suba del crudo y el nulo margen fiscal que existe hoy para postergar una suba de tarifas a los consumidores finales.

Por medio de ese instrumento, ANCAP tendrá una cobertura de 6 millones de barriles por un año (hasta junio de 2017) con un precio de US$ 55 por barril, explicó ayer a la prensa el director de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF, Herman Kamil.

El mecanismo cubre el 43% de las compras anuales de crudo que realiza el ente (unos 15 millones de barriles), ya que tomar un cobertura por el total "elevaba bastante" su costo. La prima tendrá un costo de US$ 15,7 millones que serán desembolsados en dos pagos por parte del MEF y sin intereses al BM.
La modalidad que se escogió –de las más utilizadas por otros países– es la denominada "call asiática", una opción "bastante conservadora", según Kamil. Cuando el promedio del crudo Brent supere el valor de US$ 55 por barril, el MEF recibirá una compensación que saldrá de multiplicar los 6 millones por el sobreprecio.

Es decir que si el promedio del crudo en los 12 meses a junio de 2017 fuera de US$ 60, el gobierno recibirá US$ 30 millones, monto suficiente para pagar los US$ 15,7 millones de la prima y obtendría una ganancia financiera de US$ 14,3 millones. Un dato a tener en cuenta –a diferencia del anterior mecanismo de bandas que contrató ANCAP– en caso de que el crudo cotice por debajo de los
US$ 55, el gobierno no pagará ningún tipo compensación. El único costo será el de la prima.
De todas formas, Kamil precisó que lo que busca Uruguay es comprar "certezas" en un mercado como el del crudo que hoy tiene niveles de volatilidad que superan a los que registraron en la crisis internacional de 2008-2009.

En las proyecciones del mercado de futuro que analizó el equipo del MEF y el BM, la mediana arrojaba un precio del Brent de US$ 53 para el próximo año, pero con extremos de analistas que proyectan un techo de US$ 84 y un mínimo de US$ 38 por barril.

Uruguay, pionero


Esta es la primera vez que se realiza una transacción de cobertura en commodities entre un país emergente y el BM, destacó Kamil. El jerarca explicó que se acudió a esta institución por su apoyo institucional y experiencia, la agilidad que implicaba tomar una cobertura por medio del banco multilateral, y la calificación crediticia AAA, algo que reduce el costo de la operación. El BM opera como intermediario, ya que la prima la ofreció en un mercado competitivo a instituciones privadas (bancos y aseguradoras).

El director de la Unidad de Gestión de Deuda comentó que la idea que tiene el gobierno es que este tipo de políticas pueda extenderse en el tiempo, aunque ello dependerá del análisis y evaluación que se haga del primer año de cobertura.

El programa de cobertura para riesgos asociados al precio del petróleo forma parte de una cooperación más amplia entre Uruguay y el BM para potenciar la resiliencia de Uruguay a los shocks externos. Dicha cooperación incluyó un innovador seguro climático desarrollado en 2013, diseñado para mitigar el impacto negativo de una sequía en la producción de energía y balance financiero de UTE.

"Más allá de los importantes avances de Uruguay en diversificar su matriz energética hacia fuentes renovables, una suba significativa del precio del petróleo podría obligar al gobierno a desviar recursos financieros de áreas prioritarias para responder a necesidades inmediatas", dijo el director del BM para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko S. Hentschel.

Populares de la sección