Seis comidas que no se deberían guardar en táper de plástico

Son una buena solución en cientos de casos, pero es bueno tener en cuenta que ciertos alimentos pueden estropearse al almacenarse en plástico.

Los táper son, sin duda, los mejores aliados para almacenar y transportar alimentos en estos tiempos de vida acelerada, horarios imprevisibles y falta de tiempo libre, donde el momento de comer se vuelve un acto que se da en cualquier lugar. Sin embargo, hay algunas comidas que corren riesgo de estropearse cuando se transportan en estos recipientes. Algunas de ellas son:

  • Huevo crudo y carnes previamente procesadas: el huevo crudo y otros productos elaborados con el mismo, como puede ser una mayonesa, corren riesgo de contaminación bacteriana como Salmonella o E.coli. Por esta razón, si el táper implica romper la cadena de frio, es conveniente no usarlo. En cuanto a la carne, se debe tener en cuenta que la misma no haya sido previamente procesada como sucede con la carne picada o los filetes rebozados, ya que se estropean más fácilmente y pierden sus propiedades sensoriales.

  • Sopas y guisos: pueden transportarse en envases de plástico, pero es importante dejarlos enfriar previo al almacenamiento, de modo que no se genere vapor dentro del recipiente que pueda dar lugar a una pérdida de textura o a un desprendimiento de aditivos del plástico.

  • Leche y derivados: el hecho de transportarlos en tápers suele acarrear cambios de temperatura que pueden dar lugar a que se corte el lácteo y provoque malestares estomacales.

  • Ensaladas condimentadas: de hojas verdes y brotes, sobre todo, no son aptas para tápers, ya que pierden una de sus mejores características sensoriales: su textura crujiente. Se recomienda, o bien condimentarla inmediatamente antes de consumirla, o transportarla en un envase de vidrio, que aísla mejor el calor exterior y conserva durante más tiempo las propiedades de las hojas.

  • Café, té y otras infusiones: suelen ser transportados en envases de plástico especiales para bebidas. Sin embargo, al igual que ocurre con los caldos, es mejor llenarlo cuando el líquido no está demasiado caliente para que no haya pasaje de aditivos del plástico a la bebida.

  • Por último, es importante ser exigente y selectivo a la hora de elegir el qué táper adquirir de acuerdo a la calidad del plástico. Aquellos seguros para uso alimentario suelen tener grabado una figura de un envase con un tenedor.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: La Vanguardia

Populares de la sección