Seis recomendaciones para ser un trabajador más seguro en Internet

Bloquear la sesión de la computadora cuando se abandona el puesto de trabajo o evitar ingresar a sitios dudosos pueden evitar que se filtre información de la compañía

La información es uno de los recursos más importantes en una empresa. La filtración de datos sensibles como los contactos de sus proveedores y clientes, cuentas bancarias o su estrategia de negocios, pueden caer en malas manos si no se cuenta con un plan de contingencia.

Según el ESET Security Report 2015, la "Infección por malware" (un tipo de software que entra en la computadora con el fin de causar daño al sistema), los casos de "Phishing" –mails o mensajes que se hacen pasar por comunicación oficial de una persona o empresa de confianza para pedir información personal- y el "Fraude interno/externo" fueron los incidentes de seguridad que más padecieron las empresas latinoamericanas durante 2015.

Para el jefe del Laboratorio de Investigación de ESET en Latinoamérica, Pablo Ramos, "capacitar a los colaboradores sobre los posibles riesgos que se enfrentan y los distintos métodos de prevención es fundamental" para evitar estas filtraciones de información. Estas son seis recomendaciones de ESET para que los empleados de una compañía trabajen con mayor seguridad.

  1. Conocer y respetar las políticas de seguridad de la empresa.
  2. Bloquear la sesión de la computadora cuando se abandona el puesto de trabajo. Esta regla también se puede aplicar a los dispositivos móviles especialmente si almacenan información sensible de la compañía.
  3. Utilizar contraseñas fuertes. Un gestor de contraseñas ayudará a generar claves robustas para proteger y cifrar los datos.
  4. Proteger los dispositivos con una solución de seguridad. Las buenas prácticas no son suficientes si no van acompañadas de un software de seguridad que mantenga protegido al equipo.
  5. Evitar ingresar a sitios dudosos. Así se previene el acceso a páginas web que posean amenazas capaces de infectar los dispositivos.
  6. Implementar tecnologías de seguridad. Se recomienda conectarse únicamente a redes WiFi conocidas o utilizar tecnologías de seguridad como VPN en caso de acceder a redes inalámbricas públicas.