Selva patagónica salida de un cuento de hadas

La reserva biológica Huilo Huilo es uno de los secretos mejor guardados del sur de Chile
En medio de los Andes Patagónicos de Chile se encuentra la reserva biológica Huilo Huilo, con sus 100 mil hectáreas de bosque húmedo templado. Aún desconocido para muchos, este lugar al sur del mundo se caracteriza por un enorme trabajo de conservación de la flora y fauna nativa durante los últimos 15 años.

Con una diversidad increíble y una geografía particular, reconocida por su sinfín de cursos de agua y las nieves eternas del volcán Mocho-Choshuenco, en Huilo Huilo se puede disfrutar de una amplia variedad de actividades al aire libre para todos los gustos, climas y edades siempre con una estricta cultura de turismo sustentable.
Huilo Huilo

La reserva se encuentra 860 kilómetros al sur de Santiago, la capital chilena, y se puede llegar con un vuelo hasta Temuco y luego un recorrido, con vistas increíbles dal lago Panguipulli, de unas tres horas en camioneta. Al entrar en territorio de la reserva comienza a distinguirse el exuberante bosque selvático y la particular arquitectura de hoteles exóticos de madera: es como ingresar a un cuento de hadas y duendes del que no se querrá salir.

La zona se caracteriza por un clima lluvioso y fresco. Pero esa no es excusa: con una campera impermeable y el calzado adecuado, todas las actividades se pueden realizar. La propuesta al aire libre es amplia y su principal objetivo es dar a conocer la selva patagónica para ponerla en valor. Cabalgatas, mountain bike, pesca deportiva, rafting, canopy, kayak y hasta un centro de nieve para la temporada de invierno son algunas de las infinitas opciones.

Existen senderos de trekking para todos los niveles: desde el precioso camino del Salto de la Leona, a escasos metros del sector de los hoteles, hasta una expedición de cinco días al volcán para los más intrépidos. Los guías, todos habitantes de los pueblos de la zona como Neltume y Puerto Fuy, son conocedores de las leyendas mapuches del bosque y lo respetan al mismo nivel que la comunidad indígena.
Huilo Huilo

Luego de un día lleno de aventura y aire libre, los hoteles reciben a los turistas con una estufa a leña y un vaso de candola, un vino especiado para calentar el alma. Las piscinas climatizadas del Lawenko Spa, cuya entrada está incluida con el alojamiento en cualquiera de los hoteles, son una opción ideal para comenzar o terminar el día.

Otras propuestas como camping, hostales y cabañas también se encuentran disponibles en los alrededores de la reserva. La oferta de alojamiento se adecua a diferentes gustos y bolsillos, pero todos se caracterizan por una arquitectura cálida y acogedora, el uso de maderas nobles, y un respeto enorme por la naturaleza que los rodea.

Los paisajes increíbles y la calidez del personal invitan a desenchufarse, vivir una experiencia rodeada de naturaleza y sentirse, por un rato, parte de esa comunidad colmada de magia.

La filosofía de valorar para conservar

Huilo Huilo

Uno de los objetivos de la propuesta turística de la Fundación Huilo Huilo, encargada de la conservación del parque, es el de solventar sus actividades, que incluyen la protección de la flora y fauna nativa y el trabajo con las comunidades aledañas de Neltume y Puerto Fuy.

La Fundación Huilo Huilo se caracteriza por la conservación de una especie endémica de ciervo, el huemul del sur, que se encuentra en el escudo de Chile; la ranita de Darwin y tres tipos de helechos, entre otros tantos proyectos. A su vez, con la filosofía de "conocer para valorar y valorar para conservar" se trabaja en la reconversión laboral de las comunidades aledañas a la reserva, de tradición maderera.

Una de las propuestas consiste en talleres de artesanías para las mujeres, en una zona en la que hasta entonces el rol femenino se limitaba a quedarse en la casa para criar a los hijos y cocinar para los maridos.

Entre los talleres se destaca el de Seres Mágicos, figuras elaboradas a mano que representan a las hadas y duendes del bosque, algunas inspiradas en las tradiciones ancestrales de los mapuches y otras inventadas con el fin de acercar el conocimiento de flora y fauna de una forma más didáctica.
Además, de los talleres se desprenden otros productos, como almohadones con bordado de la flora nativa y muñecos de fieltro de diferentes especies de fauna. Todos estos objetos se pueden adquirir en las tiendas de regalos de los hoteles y distintos puntos de venta en la reserva y los pueblos cercanos.

Actividades

Canopy

Huilo Huilo

Las rutas de canopy son especialmente recomendables para volar por encima de las copas de los árboles y los riachuelos de agua cristalina con vistas privilegiadas. Hay tres niveles diferentes: el vuelo del Chucao, pensado para niños; el del Águila y el del Cóndor. Este último, para los más osados, es de los más altos y largos de América del Sur, con cinco tirolesas de unos 500 metros de largo cada una en promedio.

Volcanes

Huilo Huilo

El Mocho-Choshuenco está siempre presente en la reserva, su copa nevada se puede ver desde distintos puntos del bosque siempre que la lluvia y la niebla lo permitan. Actualmente se encuentra dormido y se caracteriza por tener dos conos volcánicos de poco más de 2.000 metros de altura cada uno, que le dan su nombre compuesto.

Hay varias travesías armadas que incluyen la subida total o parcial de los conos volcánicos. Se destaca el paseo hasta el mirador en la falda del Mocho para ver un amanecer o atardecer inolvidable.

Refugios
Huilo Huilo

Existen algunos como el Canopy Village, con encantadoras cabañas de madera construidas entre las ramas de los árboles. Esta es una opción ideal para viajes de estudio o grupos de mochileros.

Hoteles

Los lujosos y exóticos hoteles son la joya de la reserva. El icónico Montaña Mágica cuenta con una cascada de agua que se desliza sobre la fachada y pasa por las pequeñas ventanas de las habitaciones.


Populares de la sección

Acerca del autor