Semana de ajuste bajista en soja

El contrato local para julio 2017 quedó en US$ 392,7 por tonelada
Por Blasina y Asociacios, especial para El Observador

Esta fue una semana de ajuste negativo especialmente en soja en Chicago, que venía de nueve alzas semanales consecutivas.

Al comienzo de la misma los futuros intentaron seguir subiendo, pero fracasaron y activaron una liquidación que fue más evidente este jueves. Fondos y operadores liquidaron posiciones en un contexto de mercados financieros negativos para las materias primas con los temores sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea y los temores sobre la marcha de la economía mundial. Esto llevó a los fondos a preferir activos de refugio bajando su posición en las materias primas.

En término de fundamentos, condiciones climáticas más favorables en EEUU también contribuyeron a la toma de ganancias. El lunes el USDA informó una mejora en la condición de los cultivos de soja a niveles superiores a igual fecha de 2015 y del promedio de cinco años. Si bien persistirá la cautela por lo que pueda pasar en julio y agosto, este tipo de dato fue claramente bajista. Y el mercado va descontando que el 30 de junio el USDA aumentará la cifra de área sembrada con soja recortando la superficie proyectada para el maíz.

Los operadores y productores locales van mirando más lo que pase con los futuros de referencia para la próxima campaña en Uruguay. El contrato de julio 2017 llegó a operar encima de US$ 405/ton a inicio de la semana y ayer terminó en US$ 392,7. Las referencias locales para soja 2017 llegaron a superar los US$ 380 y este jueves testeaba el piso de US$ 370 con operativa muy limitada.

Populares de la sección