Senado vota para destituir a Rousseff

Prevén que la sesión dure unas 20 horas y finalice en la mañana del miércoles
El pleno del Senado brasileño inicia este martes una sesión maratónica de 20 horas para la primera de las dos votaciones definitivas del juicio político contra la presidenta suspendida, Dilma Rousseff.

La sesión se realizará con la atención del país centrada en los Juegos Olímpicos de Río.

Los 81 senadores votarán un informe que pide la destitución de Rousseff, suspendida desde mediados de mayo, por maniobras que alteraron los presupuestos y otras irregularidades de tipo fiscal, que según la Constitución podrían justificar su destitución.

La sesión concluirá durante la mañana de este miércoles, pues cada uno de los 81 senadores tendrá 10 minutos para exponer su posición, lo que ya garantiza unas 14 horas de debates. Además, la acusación y la parte acusadora dispondrán cada una de media hora para dirigirse al pleno, que también prevé intervalos de 60 minutos cada cuatro horas.

Para que el informe que recomienda la destitución de Rousseff sea aprobado y el proceso llegue a su última fase, será necesaria una mayoría simple entre los senadores presentes, que en caso de plena asistencia supondría 41 votos.

Los partidarios de la destitución de Rousseff sostienen que ya cuentan con por lo menos 54 de esos votos, aunque encuestas hechas por medios locales entre los senadores dicen que sólo unos 44 ya han declarado su inclinación a respaldar el informe.

Si fuera así, bastaría para que el proceso continúe, aunque con dudas para el último paso del proceso, en el que el pleno del Senado deberá volver a pronunciarse en una última votación que necesita de dos tercios de la Cámara para la destitución.

Los movimientos sociales que respaldan a Rousseff han convocado a protestas para hoy bajo los lemas "Fuera Temer" (por el presidente interino, Michel Temer) y "Vuelve Dilma", aunque las autoridades policiales de Brasilia dudan de que vaya a haber una respuesta masiva.

Fuente: EFE

Populares de la sección