Sendic cuestiona el "achique" ante desaceleración económica

Vicepresidente dice que énfasis debe estar en la apertura Sur-Sur
En momentos en los cuales el Ministerio de Economía (MEF) prioriza la recomposición de las cuentas públicas, prepara una serie de recortes de gastos e inversión y enfrenta la resistencia del movimiento sindical por ese motivo, el vicepresidente Raúl Sendic propone la apertura económica –en particular, con otros países emergentes– como alternativa para evitar una mayor desaceleración económica.

En el balance que el número dos del gobierno hizo de su viaje a Irán en el portal web de Presidencia de la República, destacó la importancia de abrir nuevos mercados como respuesta a la desaceleración económica.

"La solución no es solamente el achique. No es solamente la reducción de los gastos y de las inversiones o de determinados presupuestos, sino que tenemos que buscar cómo nos expandimos al mundo y nos abrimos", expresó.

Sostuvo que la política tiene que procurar "garantizar por lo menos mantener los volúmenes de exportaciones que hemos tenido en épocas de auge", como también sostener los flujos de inversiones hacia Uruguay, con el fin último de "mantener los niveles de crecimiento".

"El mundo está en dificultades. Todo el continente se ha enlentecido. Hay países que están cayendo, como la economía brasileña. Nosotros aspiramos a que eso no nos ocurra. Para que eso no ocurra debemos fortalecer nuestra presencia en el exterior. Es salir en la búsqueda de oportunidades", enfatizó Sendic.

Ante el enlentecimiento de la negociación de tratados como el de libre comercio entre el Mercosur con la Unión Europea, el vicepresidente identifica oportunidades en el comercio con otros países emergentes. "El destino de las exportaciones debe orientarse de manera Sur-Sur: India, China, África, Medio Oriente", sostuvo.

Puso como ejemplo los "logros" alcanzados por la delegación política y empresarial que participó en el viaje a Irán que él mismo encabezó. Los iraníes se comprometieron a multiplicar por tres sus compras de arroz –a 90 mil toneladas–, como también a la compra de 300 toneladas de manteca. Además se negoció una posible venta de carne y la compra de petróleo.

Para concretar esa venta, es necesario concretar una serie de acuerdos fitosanitarios y un acuerdo de intercambio en monedas domésticas entre los bancos centrales. Según Sendic, esto se resolverá en "pocas semanas".

En el acto del Día de los Trabajadores, el 1º de Mayo, el PIT-CNT también hizo referencia al "achique" del que habló Sendic. El sindicalista Daniel Diverio, secretario general del Sindicato Único de la Construcción (Sunca), reclamó al gobierno: "Hay nubarrones, desaceleración, pero en el momento complicado no es para achique. Es ir a la ofensiva, ser audaz y tomar medidas para que los trabajadores no paguen el precio de esa desaceleración".

Ante los anuncios del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, de reducción de algunas partidas del gasto e inversión –principalmente de empresas públicas–, el movimiento sindical reivindicó el rol del Estado para sostener los niveles de empleo y compensar la desaceleración económica y la contracción del sector privado. Astori estableció entre las prioridades de su cartera reducir el déficit fiscal ante un escenario de crecimiento menor al esperado. Al cierre de marzo, el déficit fiscal se ubicó en 3,6% del PIB.

Populares de la sección