Sepa qué impuestos ajustó el gobierno y sus motivos

Plantean elevar la recaudación US$ 350 millones y bajar erogaciones en US$ 150 millones
Con el objetivo de mejorar el resultado de las cuentas públicas en un punto del Producto Bruto Interno (PIB), equivalente a unos US$ 500 millones a 2019, el Poder Ejecutivo anunció ayer un paquete de medidas que incluyen un reordenamiento del gasto y un incremento de los ingresos públicos. En una conferencia de prensa realizada en Torre Ejecutiva, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori definió la propuesta como "equilibrada" y "moderada". Más adelante el jerarca explicó que el enlentecimiento del crecimiento" del país "ha obligado a revisar las proyecciones", y la conclusión a la que se arribó es que en esta Rendición de Cuentas "va a haber una importante corrección de las predicciones a la baja".

Así, los nuevos pronósticos del gobierno establecen que la economía crecerá 0,5% en 2016, dos puntos menos que lo planificado en 2015. Las autoridades son más optimistas para el resto del período de gobierno con proyecciones de 1% (2017), 2% (2018) y 3% (2019), lo que da un crecimiento total de 7,5% al fin del quinquenio, es decir la mitad de lo previsto en la ley de Presupuesto.

Por otro lado, argumentó que desequilibrios fiscales como los que tiene Uruguay hoy "no resultan sostenibles" en el mediano y largo plazo. Según dijo, la trayectoria fiscal de no ser corregida "generaría un mayor endeudamiento" que encarecería el acceso de Uruguay a los mercados y a los recursos financieros, y al mismo tiempo conduciría a un deterioro de la calificación crediticia del país. El jerarca añadió que si bien el país cuenta con "fortalezas", si no se toman "medidas correctivas terminan por diluirse".

Las cuentas públicas cerraron en los 12 meses a marzo con un déficit equivalente a 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB) y la mediana de los analistas encuestados en abril por El Observador espera que el año cierre con un rojo de 3,9%, para moderarse a 3,6% en 2017. Si se concreta el resultado fiscal esperado para este año por la mediana de los expertos, se estaría frente a los niveles más abultados desde el año 1989.El equipo económico mantiene sin cambios la meta fiscal para el año 2019 fijada en 2,5% del PIB.

"Reconozco que estamos viviendo una realidad distinta y muchos análisis que hicimos en condiciones diferentes del país, la región y el mundo, hoy no los podemos hacer", dijo Astori en respuesta a si con los anuncios el gobierno está cambiando su postura respecto a lo manifestado durante la campaña política, cuando sedijoque el tercer gobierno del Frente Amplio no instalaría nuevos impuestos.Astori indicó que las medidas tienen como objetivo "proteger los logros", "evitar costos sociales" y "generar condiciones" para continuar avanzando en el cumplimiento del programa de gobierno.

Cambios en IRPF y IASS


* Las franjas 1 y 2 del Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) se mantienen sin cambios. Aquí están comprendidos los salarios de menos de $ 23.380 nominales que no tributan el impuesto, y los que van desde esa franja hasta $33.400 nominales que están gravados con 10%.

* La tercera franja que está gravada con el 15% sube tres puntos y pasa a tributar por el 18%. Aquí están incluida la parte del salarios de entre $ 33.401 y $ 50.100 nominales.

* La cuarta franja que hoy tributa por el 20% sube tres puntos y pasa a 23%. Esta incluye la parte del salarios entre $50.101 y
$ 167.000 nominales.

* La quinta franja aumenta cuatro puntos y pasa de tributar el 22% a 26%. Aquí están comprendidos las partes del salario que van entre
$ 167.000 y $250.500 nominales.

* La sexta franja sube cuatro puntos y pasa de tributar 25% a 29%. Incluye a la porción del salario entre $250.501 y $ 384.100 nominales.

* La séptima franja aumenta cuatro puntos y pasa de tributar el 30% al 34%. Comprende al componente salarial por encima de $ 384.101 nominales.

Las deducciones pasan a ser calucladas a una tasa fija del 8%, en lugar que a tasas progresivas desde 10%.

*Las primeras dos franja del Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS) no tendrán cambios. Esto incluye las pasividades de hasta $ 50.100.

* Las pasividades que están gravadas con 20% suben tres puntos y pagarán por el 23%. Incluye ingresos entre $ 50.100 y 167.000. Por encima de $ 167.000 pasan de tributar 25% a 29%.

Los cambios entrarán a regir desde el 1° de enero.


¿A quiénes afecta suba del IRPF?


Los cambios anunciados ayer por el gobierno en materia de IRPF implicarán que aquellos uruguayos que perciben más de $ 33.400 nominales por mes paguen entre 25% y 29% más impuesto a la renta de lo que hoy tributan.

Los cálculos realizados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador contemplan el caso de un trabajador dependiente que tributa individualmente (no en núcleo familiar) y no tiene hijos menores a cargo.

Los cambios anunciados ayer por el Poder Ejecutivo no solo implican modificaciones en la tasa de tributación en las franjas superiores a $ 33.400, sino además en la manera de calcular las deducciones.

Mientras que actualmente los aportes personales y otras deducciones restan al impuesto a tasas progresivas que van desde el 10%, la Rendición de Cuentas incluirá una tasa única de 8%.
Si bien en primera instancia las menores deducciones afectarían también a aquellos que hoy ganan menos de $ 33.400 nominales, desde el gobierno se aseguró a El Observador que en la formulación final se contemplará que los casos que hoy tributan por debajo de ese ingreso no se vean afectados con una carga mayor.

Según las estimaciones realizadas por el gobierno, el 60% de menores ingresos de los trabajadores seguirá sin pagar IRPF y el siguiente 10% no se verá afectado por las modificaciones. "El 80% de la recaudación adicional recaerá sobre el 10% de mayores ingresos", explicó el ministro de Economía, Danilo Astori.


Gastos

El proyecto del Poder Ejecutivo propone diferir para 2018 la ejecución de algo más del 10% de los aumentos de gastos previstos en 2017, unos $ 90 millones. Los "diferimientos" se van a realizar en gastos de la Administración Central, en organismos del Artículo 220 de la Constitución (Poder Judicial, Corte Electoral, Tribunal de Cuentas, Entes Autónomos y Servicios Descentralizados), en materia de subsidios y subvenciones así como "diversos créditos".

A eso se suma una reducción de US$ 150 millones, asociado a la reducción de 5% de partidas asignadas para retribuciones personales todavía sin ejecutar en varios ministerios, y a ajustes de gastos de funcionamiento e inversiones que no serán corregidos por inflación. Otra medidas busca implementar la limitación del ingreso de funcionarios públicos, tanto en la Administración Central como en las empresas públicas. Así por cada tres funcionarios que egresen, ingresarán dos. Astori enfatizó que la Rendición de Cuentas "no debería comprometer gasto adicional".

Modificaciones en rentas empresariales


La primera modificación al Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) plantea eliminar los sueldos fictos patronales. "Esto constituye un incentivo a que haya patrones que se fijan un sueldo ficto más alto que el real y por lo tanto deducen un volumen más alto del impuesto a la renta personal que el que corresponde pagar", dijo Astori. Esto será para empresas con una facturación anual mayor a 4 millones de Unidades Indexadas ($ 13,6 millones). El segundo punto permite deducir las pérdidas fiscales de ejercicios anteriores acumuladas durante los últimos 5 periodos hasta alcanzar el 50% del Resultado Fiscal Positivo, en lugar del 100% como se permite actualmente al momento de tributar IRAE. En tercer lugar se considerarán como utilidades distribuidas las que no lo hayan sido y tengan una antigüedad superior a tres períodos, siempre que no haya sido reinvertidas. Se propone gravar al 7% por IRPF categoría 1 (capital) la distribución de utilidades actualmente exonerada de sociedades con contabilidad suficiente prestadoras de servicios profesionales y personales.

Rebaja de IVA

La cartera de Economía propuso como medida que a partir del 1° de enero de 2017 los pagos con tarjeta de débito y medios electrónicos tengan una rebaja adicional de 2 puntos de IVA (que se agrega a los beneficios actuales). Según Astori, se resignarán US$ 50 millones por esta baja del IVA. El calendario original de la ley de Inclusión Financiera establece que desde el próximo 1° de agosto las compras con tarjeta de débito que hoy tienen descuento de 3 puntos de IVA pasaran a tener descuento de 2 puntos porcentuales de IVA. Con el nuevo beneficio en 2017 la rebaja total será de 4 puntos porcentuales.