Ser o no ser: esa es la cuestión

La cuestión que la opinión pública quiere saber es: ¿Raúl Sendic es o no es Licenciado en Genética Humana por la Universidad de la Habana?

No quería volver a escribir sobre este tema porque me parece que los hechos son claros y porfiados. Pero a 10 días de que El Observador develó, luego de realizar una seria y profunda investigación que incluyó una conversación telefónica larga y correcta con el vicepresidente Raúl Sendic, que este no tenía el título de licenciado en Genética Humana que figuró por años en su currículo y en numerosos documentos oficiales y extraoficiales, sigue habiendo una víctima: la verdad. Y parece que hay gente que cuando los hechos no le gustan, dice "peor para los hechos, lo importante no es la verdad sino mi verdad". Y busca vericuetos, subterfugios y se lanza a una verdadera caza de brujas.

La cuestión que la opinión pública, de derecha, de izquierda y de centro, quiere saber es: ¿Raúl Sendic es o no es Licenciado en Genética Humana por la Universidad de la Habana? Algo tan simple como eso, y a lo que el propio Sendic ya dio cabal respuesta negativa en su conversación con El Observador, se ha convertido en una "campaña de la oposición y de diferentes medios de comunicación  destinada a menoscabar la imagen y credibilidad, tanto de integrantes de nuestro gobierno, como así también debilitar la institucionalidad democrática del país" (ver punto 2 del comunicado del Plenario Nacional del FA).

Transcribo a continuación el comunicado de Plenario Nacional del FA, aprobado ayer por mayoría y con la abstención de Asamblea Uruguay, porque nos da luz sobre como se cambia el centro de la discusión y se buscan teorías conspirativas de todo tipo y color, de alcance regional incluso.

Dice así el comunicado: "El Plenario nacional del Frente Amplio, habiendo recibido al compañero Vicepresidente de la República Raúl Sendic declara:

1.  A un año de iniciado el tercer gobierno del Frente Amplio, electo con el apoyo mayoritario de la población del país, esta fuerza política reafirma su compromiso con los logros y desafíos de nuestro gobierno.

2.  Rechazar la campaña desplegada por la oposición y diferentes medios de comunicación destinada a menoscabar la imagen y credibilidad, tanto de integrantes de nuestro gobierno, como así también debilitar la institucionalidad democrática del país.

3.  Denunciar como injusta y discriminadora la desacreditación, de la cual permanentemente son objetos nuestras compañeras y compañeros en funciones políticas y de gobierno.

4.  Expresar solidaridad y apoyo al compañero Raúl Sendic ante el injusto y agravante acecho, del que ha sido parte tanto su persona como su familia.

5.  Convocar a la militancia a expresarse y participar activamente en el respaldo ciudadano a nuestro gobierno y al Frente Amplio mediante la movilización y el trabajo permanente.

Es un comunicado que habla por sí mismo en cuanto a como escamotea el asunto central: ¿es Raúl Sendic licenciado tal cual figura en su currículo y como se dice en numerosos documentos oficiales? La respuesta es SI o NO. No es una tema de "solidaridad y apoyo con el compañero", no es un tema de "convocar a la militancia a expresarse y participar activamente en el respaldo ciudadano a nuestro gobierno". No se trata de "rechazar la campaña desplegada por la oposición y diferentes medios de comunicación destinada a menoscabar la imagen y credibilidad, tanto de integrantes de nuestro gobierno, como así también debilitar la institucionalidad democrática del país". Porque seamos sensatos: podrán estar algunos partidos políticos en campaña electoral desde el 1 de marzo de 2015, lo cual es legítimo, aunque no conveniente, en un régimen democrático pero no hay nadie tratando de "debilitar la institucionalidad democrática del país" excepto cuando se proclama que lo "político está por encima de lo jurídico".

De modo que ubiquemos las cosas en su lugar: no busquemos brujas donde no las hay y respondamos con sinceridad a la pregunta crucial que se presenta aquí como se le presentaba a Hamlet: Ser o no ser: esa es la cuestión.

En cuanto a la prensa, sería conveniente que el Plenario del FA siguiera con las palabras de Alfredo García, frenteamplista de todas las horas y director del Semanario VOCES y que publiqué el domingo pasado: "Me saturó el verso de que los medios son los responsables del ataque al FA. Como decía la abuela vasca de Seregni "los hechos son porfiados".  Quizá Alfredo García discrepa con muchos de los dirigentes de su partido porque su conducta se rige por el lema: "la libertad es libre". Y en este país somos pocos los que defienden de veras la libertad.


Comentarios

Acerca del autor