Ser parte de una boyband

Los grupos de chicos adolescentes o en los veintipocos años volvieron a ponerse de moda, ahora en español, con CNCO como máximo exponente extranjero y Márama en el ámbito local
Jackson Five, New Kids on the Block, los Backstreet Boys y NSYNC les marcaron el camino. Luego vinieron los Hanson, One Direction y The Wanted, entre las más conocidas. Y ahora es el turno de ellos. Las boybands en español están teniendo cierto auge en los últimos años, con CNCO como el ejemplo más exitoso en el mercado latinoamericano y Márama en el Cono Sur.

Las bandas musicales compuestas por varones en su adolescencia o con veintipocos años han funcionado –de a rachas– desde que el formato fue creado. La suma de chicos lindos en el escenario con canciones pegadizas da una fórmula que conquista cada tanto a los, y sobre todo las, fans. Ellas, comúnmente preadolescentes o adolescentes, sueñan con ser la novia de alguno de ellos, escuchan todo el día su música, tienen sus pósters y, más recientemente, siguen sus pasos en cuanta red social puedan. Hormonas alborotadas, éxito casi asegurado.

La última gran boyband fue la británica One Direction –separada a fines de 2015–, una creación del productor discográfico Simon Cowell, quien como jurado de The X Factor reunió a los cinco participantes que se habían presentado por separado al show televisivo y formó el grupo en 2010.

Cinco años más tarde buscó lo mismo, aunque en lugar de hacerlo en Londres fue en Miami, y en vez de formar una banda en inglés creó una en español. Junto con Ricky Martin –quien en su adolescencia había sido parte de una de las pioneras del rubro, Menudo– creó el programa La Banda, que se emitió en el canal Univisión de Estados Unidos, y reunió a cinco adolescentes que tuvieran las condiciones necesarias para ser parte de una boyband. Bautizaron al grupo con el nombre de CNCO (se pronuncia como deletreando las letras en inglés, "ci en ci ou"), y comenzaron a lanzar temas. Al tercero, Reggaetón lento, la pegaron.

Reggaetón Lento

"Siempre admiré a las boybands como N'Sync, Backstreet Boys, Jackson 5, Boys II Men, One Direction. Mi hermano y yo siempre hablábamos de cómo sería estar en una banda. Y ahora lo estoy viviendo", dijo a El Observador Richard Camacho (20 años), uno de los miembros de CNCO. Camacho se presentó junto con su hermano en el reality show, pero solo él quedó.

En CNCO las nacionalidades son variadas. Además de República Dominicana, de donde es Camacho, los integrantes provienen de Ecuador, de Puerto Rico, de Cuba y de Estados Unidos.

Camacho afirmó que Cowell nunca les dijo por qué quería hacer esta banda. "Se juntó con Ricky y los dos querían una banda nueva que fuera latina, y seguramente en el futuro cruzar al mercado angloparlante. Ellos eligieron el nombre y afortunadamente quedamos nosotros cinco. Ahora estamos viviendo ese sueño", contó.

Su compañero Christopher Vélez (21 años) siente que ser parte de una boyband "es algo indescriptible". "Es una experiencia única. Ellos son como mi segunda familia, y me encanta", dijo en diálogo con El Observador.

Junto con el éxito de Reggaetón lento llegaron los fans, que crecen día a día. "Nuestra fanaticada ha crecido demasiado rápido, nunca nos imaginamos llegar al millón de seguidores en Instagram, ni a la cantidad de reproducciones en YouTube", señaló.

Estética pensada

Marama.jpg
Además de una linda cara, los integrantes de una boyband necesitan preocuparse por asuntos extramusicales como su estética, y muchas veces incluso por sus cuerpos. "Mi imagen me encanta. Soy el que más trabaja en la imagen. Me gusta mucho el estilo, la ropa me encanta. La estética es importante; es una ley en una banda, y el ejercicio es fundamental, incluso para los shows en el escenario", aseguró Camacho, quien en sus fotos en las redes sociales luce unos marcados abdominales.

Con la fama pueden empezar a surgir los rumores en diferentes aspectos, desde romances hasta cuestiones negativas. Pero ellos aseguran que no les importa. "No tenemos ningún problema de que hablen bien o mal de nosotros", dijo Vélez.

La combinación de formato adolescente con el reggaetón resultó potente para la industria musical latina, aunque CNCO, como otras bandas del género, ha grabado temas en diferentes estilos –balada, pop, merengue– en la búsqueda del suyo propio, o del éxito. A Vélez, por ejemplo, las baladas son lo que más le gusta interpretar.

En enero de este año los CNCO se conocieron en un festival musical con los miembros de Márama, la banda uruguaya de cumbia pop, ya que ambos tocaban el mismo día.

Si bien no fue pensada inicialmente como una boyband, Márama adoptó con el paso del tiempo una estética que emula a esos grupos. A diferencia de una boyband típica solo uno de ellos canta, Agustín Casanova, pero en las fotos, en las conferencias de prensa o arriba del escenario los cuatro que están desde el primer día son los protagonistas.

"Nos identificamos con las boybands, las miramos sin intención de copiar pero para tomar cosas que hacen otros artistas internacionales como One Direction o CNCO. Cuando vamos a algún show de estos grupos tratamos de mirar la estética que usan con las luces, el escenario. Inclusive cuando van a las ruedas de prensa, cómo se comportan", dijo Pablo Arnoletti, uno de los cuatro de Márama.

Su compañero Marcos Ifrán también señaló la búsqueda de similitudes. "Tratamos de ir siempre a las conferencias de prensa los cuatro, a los canales también. Somos parecidos a los One Direction y tratamos de mantener el estilo de ellos, pero a la uruguaya", indicó.

loquita

Los de Márama ya se acostumbraron a que les pidan fotos o que graben videos para hijos, hermanos, nietos, sobrinos. También a vestirse de una forma pensada, cuidando una estética grupal. "Para los shows tratamos de combinarnos, de ir vestidos bastante parecidos", contó Ifrán. Y acompañando el crecimiento de sus fans, para este año buscan un cambio estético "más rebelde". Algo de eso ya se vio en el video de su último tema lanzado, La quiero conocer.

Los shows, la fama y las fans no son eternos en este tipo de bandas, y ellos lo saben. "Sabemos que puede suceder pero no nos preocupa. Dejamos que fluya el presente y no lo pensamos", afirmó Arnoletti. Su compañero asintió: "Nosotros ahora estamos soñando".

CNCO en el Palacio Peñarol el jueves

La banda estadounidense CNCO se presentará este jueves a la hora 21 en el Palacio Peñarol. Las entradas, que costaban entre $ 1.380 y $ 2.875, se agotaron el domingo a la noche, según la web de Red UTS.

Acerca del autor