"Sería ideal eliminar los topes a vivienda social para incentivar la construcción"

Eduardo Steffen, el presidente de Appcu, habló del deterioro de la cultura de trabajo y hace una evaluación de la situación actual del sector
Es arquitecto. Luego de un pasaje por el BROU y el Banco Hipotecario, en la década de 1970 ingresó a la actividad privada. Eduardo Steffen tiene en su haber más de 1.000 viviendas y, junto a otros actores del sector, en la década del 90 fundó la Asociación de Promotores Privados de la Construcción de Uruguay (Appcu).

"Entendimos que había intereses que defender. Éramos 38 socios y se fue creando una asociación que pasó algunos problemas económicos. Tuvimos que recurrir a algunos socios para que nos prestaran el local para instalarnos. Después las cosas fueron marchando bien, fuimos admitidos por el sistema político y el empresarial", recordó.

Por muchos años, la Appcu funcionó en el Castillo Pitamiglio, concedido por la Intendencia. Actualmente cuenta con 300 socios y su sede se ubica en el antiguo estudio del abogado Eduardo Couture, del que conserva su biblioteca.

¿Cómo fue 2015 para el sector?
No ha sido ajeno a la desaceleración de la economía y a la situación de Brasil y Argentina.
En 2012 tuvimos un pico histórico con 73 mil personas ocupadas, había varias obras importantes como Montes del Plata, y se estaba empezando con las viviendas de Interés Social.
Hoy llegamos a 53 mil. Son 20 mil puestos menos en tres años, por un descenso de inversión privada, fin de obras como Montes del Plata y caída de la inversión pública.
Las Viviendas de Interés Social amortiguaron un poco la caída, trajeron 10 mil puestos de trabajo.

Usted no está de acuerdo con los topes a la inversión en este tipo de viviendas
En un momento en el cual la desocupación está aumentando, sería ideal eliminarlos para incentivar la construcción. Estamos convencidos que la inversión privada se va a canalizar rápidamente para la construcción de proyectos.
Estamos tratando de convencer al gobierno para modificar esos aspectos.

¿Cómo incidirá el cambio de gobierno en Argentina?
Va influir y no solo en Punta del Este, sino en todo el territorio. Estamos esperanzados. Se propone medidas liberalizadoras. Todo el cambio va a llevar un tiempo pero vamos a empezar a ver ecos de la bonanza.
Si bien en Uruguay ha habido una caída en la inversión en materia de viviendas, en Buenos Aires fue peor.
El empresariado argentino tuvo una gran retracción en las inversiones. Creo que en Buenos Aires se van a reactivar algunas construcciones.

¿Cómo ve a la mano de obra en cuanto a cultura de trabajo?

Faltan ganas de trabajar, voluntad, dedicación; ver al trabajo no solo como remuneración sino como algo más. Se ha ido deteriorando y se ve reflejado en la productividad.

¿Qué planes tienen para 2016?

Seguir desarrollando el programa Incasco. Tenemos un ómnibus que recorre las obras y se dan clases. En los últimos 12 años hemos capacitado a 12 mil personas. Queremos duplicar eso. En el último año hemos capacitado incluso a personas no afiliadas a la asociación.

¿Qué opina de la ley de Responsabilidad Penal Empresarial?

No estamos de acuerdo, creemos en la prevención y en eso trabajamos hace 25 años. La capacitación y tener apoyo de una gremial que se preocupa por el empresariado es mucho más importante que tener una ley en donde el empresario puede ir preso por razones que muchas veces no tienen sentido

Populares de la sección

Acerca del autor