Servicio doméstico sigue sin ajuste a dos meses de vencido el convenio

Empleadores preocupados por pago de retroactividad

Las negociaciones para la renovación del convenio salarial en el sector de las trabajadoras domésticas continuaron hoy en el Ministerio de Trabajo (MTSS), pero sin que todavía se registren avances para cerrar un acuerdo.

En diálogo con El Observador, la presidenta de la Liga de Amas de Casa, Mabel Lorenzo explicó que la negociación se está desarrollando tomando como referencia las pautas sugeridas por el gobierno para sectores intermedios. Esto es: aumentos nominales de 8,5% en el primer año del convenio, 7,5% en el segundo y 7% para el tercero.

Según Lorenzo, el sector empleador quiere definir cuanto antes la firma del convenio, porque está pendiente el pago de retroactivos. "A todos nos preocupa. Tanto para el empleador como para el trabajador lo beneficioso es que se sepa en qué terreno estamos pisando y cuál es el plus que tenemos que poner mes a mes en este nuevo convenio. Sería malo dilatarlo más, porque no podemos llegar a poder conformar una vida tranquila si no sabemos cuál va a ser el monto del aumento", afirmó Lorenzo.

El convenio colectivo en el sector venció en diciembre de 2015. La próxima reunión está prevista para el viernes 4 de marzo. Hasta ahora el MTSS no ha fijado un plazo para cerrar las negociaciones.

En las primeras reuniones el sindicato había presentado una propuesta de aumento superior a la que se está negociando y a la que había sugerido el Poder Ejecutivo, con el objetivo de preservar la mayor cantidad de puestos de trabajo en un contexto de desaceleración económica. De hecho esa ha sido la línea manejada por el gobierno en la actual ronda de negociación salarial.