Shell trabaja en más de una alternativa para reactivación de la regasificadora

El gobierno espera tener para abril una propuesta de la multinacional holandesa

La negociación que el Poder Ejecutivo está llevando a cabo con la multinacional holandesa Shell para ver si es posible reactivar la regasificadora sigue avanzando. Una fuente del Ministerio de Industria y Energía informó ayer a El Observador que la compañía presentará "en breve" una propuesta al gobierno uruguayo que ofrecerá "más de una alternativa posible" para retomar el proyecto. Entre los técnicos del Ejecutivo que están en contacto permanente con Shell reina un "moderado optimismo" en que la regasificadora finalmente terminará de concretarse, aunque quizás con cambios respecto a la iniciativa que quedó inconclusa tras el alejamiento del consorcio GNLS –que integraban el consorcio compuesto por GDF Suez y Marubeni–.

"No creo que una empresa como Shell destine a un equipo de más de 10 técnicos a visitar Uruguay si no tiene un interés real sobre el proyecto", dijo la fuente. En los últimos días el gigante del negocio de hidrocarburos a nivel global –también cuenta con bloques de exploración en la plataforma marítima uruguaya– solicitó información adicional al Ejecutivo sobre el potencial consumo de gas natural en el país.

Anteriormente, Shell ya había solicitado datos sobre las obras que había dejado inconclusa GNLS y los estudios técnicos y de ingeniería que posteriormente hizo Gas Sayago –la sociedad anónima que crearon UTE y ANCAP para gestionar el emprendimiento– con una consultora privada.

Por otro lado, la fuente del MIEM reveló que el gobierno uruguayo no está participando actualmente de ningún tipo de negociación con el gobierno argentino para la colocación de los excedentes de gas natural que tendrá la regasificadora, sino que es la propia Shell –que opera en la vecina orilla– la que realiza las gestiones por cuenta propia.

El gobierno uruguayo espera que en abril pueda tener un "panorama más concreto" sobre qué tipo de plan de negocios ofrecerá Shell, pero eso no implica que necesariamente ese mes las negociaciones deberían llegar a su fin. Una de las opciones es que la regasificadora sea por una capacidad inferior a los 10 millones de metros cúbicos diarios del proyecto de GNLS.

Tampoco está definido si Gas Sayago tendrá algún tipo de participación en la operación y gestión de la regasificadora, ya que existe la posibilidad que Shell se encargue exclusivamente de su dirección. Ello implicaría que el privado deba obtener la totalidad del dinero que se requiere para finalizar la infraestructura para atracar un buque regasificador y su logística de abastecimiento.


Populares de la sección