Shepard Fairey: Marketing Guerrilla

Gráficamente impactante, conceptualmente cool, publicitariamente eficiente, estéticamente Wow.

El amor por la obra y el seguimiento a Shepard Fairey (1970, Carolina del Sur) data en nuestro caso , desde su retrato de Obama que fue usado en 2008, en ocasión de la primera (y exitosa) campaña presidencial del actual presidente de USA.

Fairey distribuyó 300.000 stickers y 500.000 posters previo a las elecciones en lo que constituyó una mega campaña de marketing personal, pero también, de alcance presidencial, en lo que se dió a llamar "la ilustración política más efectiva desde "Uncle Sam Wants you" . 
Aunque la oficina de Obama negó conexiones con el "trabajo ilegal" del "artista urbano independiente" se le hizo llegar una nota de agradecimiento "Soy privilegiado de ser parte de su obra, y de tener su apoyo" 
En todo caso, esa obra terminó colgada en la colección del  la National Portrait Gallery del Museo Smithsonian de Washington (EE.UU.

Su estilo, gráfico, geométrico, con influencias de revival de cartelería política de mediados del siglo XX, especialmente de Rusia, y las revoluciones de los 60, es mezcla de caricatura con denuncia social.

Su situación como artista es controvertida, manteniendo trabajos de diseño gráfico y publicidad con grandes marcas por un lado, y enfrentándose a detenciones en diversos países por vandalismo urbano con sus intervenciones, siendo de esta manera un representante marcado de la discusión sobre el papel del artista y su ideología en el momento presente de la historia de las sociedades capitalistas.
Reivindica el espacio público como espacio principal para la vida artística y cultural, proponiendo una crítica a la hegemonía estética y presencial de la publicidad, encabezada por las grandes corporaciones financieras.
 
Pero la carrera de Shepard tampoco es que empezó alli. De hecho ya era un reconocido propulsor del arte urbano de pegatinas callejeras hacia finales de los 90, llegando incluso a intervenir en formatos de grandes murales.
Junto con los artistas Robie Conol y Mear One hizo una campaña de arte callejero, llamada “Be The Revolution”, que consistió en una serie de posters antiguerra y antiBush. Es el creador de la campaña “Obey Giant”, que como otros trabajos de Shepard Fairey es arte-propaganda subversiva. 
También  ha diseñado portadas para varios artistas, como la compilación de éxitos de Led Zeppelin Mothership  oZeitgeist de The Smashing Pumpkins
Se conoce bajo el nombre de Obey la obra callejera más representativa de Shepard Fairey. Como en otros artistas de graffiti, este nombre sirve tanto para el acrónimo de la obra como para el pseudónimo de Fairey durante su ejecución. Consiste en una serie de pegatinas -más tarde posters- con el rostro de André el Gigante(André the GIANT) en diferentes variaciones de alto contraste. El lema/nombre original era GIANT HAS A POSSE (=El Gigante tiene una pandilla),.
Y todo empezó en la universidad, con un trabajo de medio tiempo en una tienda de skateboards, donde enseñaba técnicas de stencil con una imágen de periódico de "André el Gigante" . Luego pasaron a ser stencils que divertian a sus compañeros de clase, y lo empezó a usar como su firma en sus trabajos callejeros.
Luego de graduarse comenzó un negocio de impresiones y más tarde un estudio MLK/MRKT inc especializado en marketing guerrilla. Sus clientes ya incluían a Pepsi, Hasbro, Netscape. 
Más tarde, evolucionaron a Number One, una agencia de diseño. 
Todo esto decepcionaba a sus seguidores urbanos, pero sin embargo permitia generar ingresos justamente para financiar las expediciones e intervenciones en edificios.
Creo que me encantaría tener una banda y cantar sólo para que me haga la carátula del disco, o podríamos postularnos para ofrecer una medianera como soporte de su intervención, siempre bienvenida!
Vean su increíble obra y mega murales acá

 

 


Comentarios

Acerca del autor